Granjas agrícolas se van a la quiebra por políticas de Trump

Granjas agrícolas se van a la quiebra por políticas de Trump

La escasez de trabajadores agrícolas, los bajos precios a sus productos, más las tarifas de Trump han afectado a los agicultores de EE.UU.

(POLÍTICA YA). – En gran parte debido a la guerra comercial del presidente Donald Trump con China, decenas de granjas agrícolas en varios estados del medio oeste han solicitado la protección por bancarrota del Capítulo 12.

Ya los agricultores de Estados Unidos habían sufrido por la escasez de trabajadores agrícolas, que debido a la dura política migratoria del gobierno de Trump, han estado desapareciendo.

TRUMP PROMETE MÁS VISAS PARA TRABAJADORES AGRÍCOLAS

Un total de 84 granjas en Wisconsin, Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Montana se declararon en bancarrota entre julio de 2017 y junio de 2018, según un análisis del Banco de Reserva Federal de Minneapolis.

Eso significa más del doble del nivel de bancarrotas entre productoras agrícolas que se registró durante el mismo período en 2013 y 2014.

Además, ha aumentado el número de prestatarios agrícolas que se están atrasando en sus pagos a los bancos y, según los analistas, es probable que lo peor esté por venir.

“Los niveles de precios actuales y la trayectoria de las tendencias actuales sugieren que esta tendencia aún no ha alcanzado su punto máximo“, escribió Ron Wirtz, analista de la Reserva Federal de Minneapolis.

Esto así, a pesar de que el gobierno de Trump lanzó un paquete de ayuda de $12 mil millones para los agricultores estadounidenses afectados por las tarifas. En septiembre, el gobierno expidió $25 millones en cheques de rescate para la industria agrícola.

BAJOS PRECIOS, TARIFAS ALTAS

Las granjas se han visto afectadas por los bajos precios de los productos básicos para los agricultores y ganaderos, situación que se ha deteriorado con las tarifas de Trump.

El aumento en las presentaciones del Capítulo 12 refleja los bajos precios para el maíz, la soja, la leche e incluso la carne de res.

La situación para la mayoría de los agricultores ha empeorado desde junio, después de que  China impuso miles de millones de dólares en aranceles a las exportaciones agrícolas estadounidenses en respuesta a las tarifas de Trump sobre los productos chinos.

ESCALA GUERRA COMERCIAL ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CHINA

Esa medida, cerró el mercado chino para la soja estadounidense y ha perjudicado las exportaciones de leche y carne de cerdo.

Otros países, incluido Canadá, también han agregado impuestos a los productos agrícolas de Estados Unidos en represalia a los establecidos por el gobierno de Trump, sobre todo al acero y el aluminio importados.

SERIAS DIFICULTADES

Mark Miedtke, presidente del banco Citizens State en Hayfield, Minnesota dijo al diario Minneapolis Star Tribune que los agricultores del medio oeste se encuentran en serias dificultades.

“Los productores de leche son los que están enfrentando la mayoría de los problemas en este momento”, dijo Miedtke.

“Los granjeros de granos han tenido precios bajos durante los últimos tres años, pero los altos rendimientos les habían ayudado. Sólo estamos esperando un cambio. Estamos esperando a que desaparezca el problema de las tarifas”, agregó.

TRUMP PROMETIÓ EMPLEOS PERO EL CASO DE GM MUESTRA OTRA REALIDAD

 

Nacional, Agricultura