6 Momentos estelares del funeral de George H. W. Bush

6 Momentos estelares del funeral de George H. W. Bush

En la ceremonia de despedida al fallecido ex presidente hubo una serie de instantes que pasarán a la historia.

(POLÍTICA YA). Cinco presidentes vivos y líderes mundiales se reunieron este miércoles en el funeral de George H. W. Bush, el presidente número 41 de Estados Unidos.

La ceremonia en la suntuosa Catedral Nacional de Washington, D.C., se desarrolló entre risas y lágrimas.

DESPIDEN A GEORGE H. W. BUSH EN LA CATEDRAL NACIONAL DE WASHINGTON

Pero hubo una serie de momentos que por siempre marcarán el evento

1. Las lágrimas de Bush hijo, quien pronunció una emotiva elegía en la que recordó su última conversación con su padre, dándole las gracias y diciendo que lo amaba.

Alex Brandon – Pool/Getty Images

“Las últimas palabras que habrá dicho en la tierra fueron: ‘Yo también te amo'” recordó Bush, el presidente 43 de EE.UU.

En un momento de su discurso se pudo ver que Bush se sintió abrumado por el dolor, recordando a su padre como “el mejor padre que un hijo o una hija podría tener”.

“Cuando se escriban los libros de historia dirán que George H. W. Bush fue un gran presidente de los Estados Unidos”, agregó Bush.

2. El hombre imperfecto que dejó una unión perfecta. El biógrafo presidencial John Meacham fue quien primero dedicó un tributo al fallecido presidente, en el que hizo un recuento de la vida de Bush, su matrimonio de 73 años con Barbara Bush, a quien llamaba “Barb, el zorro plateado”, y cuando la situación lo justificaba, “la ejecutora”.

Meacham también llamó a Bush “el último gran estadista soldado de Estados Unidos”. Pero más llamó la atención su afirmación de que “fue nuestro escudo en la hora del peligro”, dijo el biógrafo a los más de 3,000 líderes políticos y familiares que se congregaron en la Catedral Nacional para despedir a Bush.

“Un hombre imperfecto, nos dejó una unión más perfecta“, añadió.

3. Las sutiles indirectas al presidente Trump. Gran parte de las elegías y discursos hicieron mención de la gran compostura que siempre mostró Bush, e hicieron un llamado a la civilidad, unidad y al bipartidismo.

Alex Brandon – Pool/Getty Images

“Su código de vida, como él dijo, era: decir la verdad, no culpar a la gente, ser fuerte, hacer lo mejor posible, esforzarse, perdonar, mantener el rumbo”, dijo Meacham. “Y eso fue y es el más estadounidense de los credos”.

Por su parte, Bush hijo declaró que “en la victoria, compartió el crédito. Cuando perdió, se hizo cargo de la culpa. Aceptó que el fracaso es parte de vivir una vida plena, pero nos enseñó a nunca ser definidos por el fracaso”.

El ex senador Alan Simpson también hizo una referencia: “Nunca odió a nadie. Él sabía lo que ya su madre y mi madre siempre sabían: el odio corroe el contenedor que lleva”.

4. La jovialidad de los ex presidentes. En uno de los bancos delanteros de la iglesia estaban sentados uno al lado del otro:  Barack y Michelle Obama, Bill y Hillary Clinton y Jimmy y Roselyn Carter. Antes de iniciarse la ceremonia todos conversaban entre sí y se les veía riendo amigablemente, hasta que…

Alex Brandon – Pool/Getty Images

5. La torpe entrada de Trump. Al llegar al banco de los presidentes junto a Melania, Trump estrechó la mano de los Obamas, pero no reconoció a Bill ni a Hillary Clinton, quien miró hacia el frente cuando el actual presidente se sentó. Tanto Obama como Michelle le respondieron sin una sonrisa. Pero, al mismo tiempo, ni los Clinton ni los Carters parecieron hacer contacto visual con el mandatario, aunque la primera dama sí recibió un gesto de asentimiento de la ex secretaria de Estado.

6. Los caramelos de Bush. Cuando el ex presidente Bush llegó, fue hasta el banco de los presidentes y saludó a los Trump primero, a Obama después y antes de dirigirse a los Clinton, entregó a Michelle una menta. El gesto es parte de una broma interna entre los dos que se inició durante el funeral del senador John McCain en septiembre.

 

Nacional, George H. W. Bush, Video