Club de golf de Trump contrata a inmigrantes indocumentados

Club de golf de Trump contrata a inmigrantes indocumentados

En el exclusivo club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, hay trabajadores sin papeles, según reportaje de The New York Times.

(POLÍTICA YA). – Donald Trump, el presidente que ha lanzado una dura política migratoria en contra de los inmigrantes indocumentados, ha contratado como empleadas en su exclusivo club de golf en Bedminster, Nueva Jersey nada más y nada menos que, a inmigrantes indocumentadas.

Se trata de Victorina Morales, quien ingresó a Estados Unidos sin documentos en 1999 y fue contratada como ama de llaves en 2013 en la propiedad de Trump con documentos falsos, según contó al diario The New York Times.

VER: TRUMP AMENAZA CON CIERRE PERMANENTE DE LA FRONTERA CON MÉXICO

Debido al “sobresaliente” apoyo que ha brindado durante las visitas de Trump al club desde que es presidente, Morales recibió en julio pasado un certificado de la agencia de comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre inscrito en el documento.

Morales le ha limpiado el inodoro a Trump y hasta le ha desempolvado su colección de trofeos.

Otra indocumentada contratada por el club de golf del presidente es Sandra Díaz, de Costa Rica, quien no tenía papeles migratorios cuando trabaja en el establecimiento de Bedmister entre 2010 y 2013, según el reportaje del Times.

OTROS MÁS SIN PAPELES

Tanto Morales como Díaz  dijeron que trabajaron durante años como parte de un grupo de empleados de limpieza, mantenimiento y paisajismo en el club de golf que incluía inmigrantes indocumentados, aunque no pueden decir exactamente cuántos.

El New York Times aclara que no existe ninguna evidencia de que Trump o ejecutivos de la Organización Trump, sabían del estatus migratorio de los trabajadores.

Sin embargo, por lo menos dos supervisores en el club estaban al tanto de ello, dijeron las mujeres, y tomaron medidas para protegerlos de manera que no fueran detectados y pudieran conservar sus empleos.

Hay muchas personas sin papeles”, dijo Díaz, quien asegura haber presenciado la contratación de inmigrantes que ella sabía que eran indocumentados.

Ni La Casa Blanca ni la Organización Trump respondieron a las solicitud de entrevista del diario.

La organización Trump se limitó a decir que sus propiedades cuentan con decenas de miles de empleados y que sus gestores siguen “prácticas de contratación muy estrictas”.

“Si un empleado entrega documentación falsa en una intento por evitar la ley serán despedidos de inmediato”, afirmó la empresa.

INSULTOS Y ABUSOS

Morales confesó que se sintió dolida y humillada por los comentarios que ha hecho Trump sobre los inmigrantes, sobre todo al compararlos con criminales violentos.

Fue por esos insultos de Trump, además de los comentarios abusivos de parte de un supervisor en el trabajo sobre su inteligencia y estatus migratorio, que la hicieron sentir que ya no podía quedarse callada.

“Estamos cansadas del abuso, los insultos, la forma en la que habla sobre nosotros cuando él sabe que estamos aquí ayudándole a hacer dinero, dijo Morales.

“Nos esforzamos para atender cada una de sus necesidades y tenemos que aguantar sus humillaciones”, agregó.

Morales y Díaz se acercaron a The New York Times a través de su abogado de Nueva Jersey, Aníbal Romero, quien las representa en asuntos migratorios.

Morales dijo que ella entendía que podía ser despedida o deportada como resultado de divulgar esta información, aunque ha solicitado protección conforme a las leyes de asilo.

Morales también piensa presentar una demanda por abuso laboral y discriminación.

LEE: TRUMP NUEVAMENTE DICE QUE LOS “INDOCUMENTADOS SON CRIMINALES”

 

Inmigración, Donald Trump