Confesión sobre pago a conejita de Playboy pone a Trump en apuros

Confesión sobre pago a conejita de Playboy pone a Trump en apuros

La casa editorial National Enquirer admitió que en 2016 pagó $150 mil a Karen McDougal para proteger la campaña del ahora presidente.

(POLÍTICA YA). – La nueva revelación de que el editor de un tabloide admitió haber pagado dinero durante la campaña electoral de 2016 a una conejita de Playboy que dice haber tenido relaciones con Donald Trump, ha colocado al presidente en una situación cada vez más vulnerable y legalmente precaria.

BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images

Los cientos de miles de dólares en pagos secretos realizados en 2016 para mantener a dos mujeres calladas sobre sus supuestos romances con Trump ahora se enmarcan firmemente como contribuciones ilegales a un candidato, una violación de las leyes federales de financiamiento de campañas políticas.

Y todavía peor, Trump ha quedado como el artífice de esas contribuciones. Se sabe que el dinero provino del presidentey, según los fiscales federales, él dirigió toda la operación del dinero secreto.

La colaboración del tabloide National Enquirer en la investigación que llevan a cabo fiscales federales de Nueva York significa que, junto a Michael Cohen, ya son dos los participantes clave en los pagos de dinero secreto, que afirman que lo hicieron con la intención de proteger la campaña del ahora presidente.

LEE TAMBIÉN: MICHAEL COHEN ES CONDENADO A 38 MESES DE CÁRCEL

INFLUENCIA ELECTORAL

Fiscales del Distrito Sur de Nueva York informaron este miércoles que llegaron a un acuerdo con American Media Inc, empresa matriz del National Enquirer, relacionado con su pago de $150,000 a la la ex conejita de Playboy Karen McDougal para influir en la elección presidencial de 2016.

Mediante el acuerdo, los fiscales descartaron los cargos en contra del editor del tabloide por su papel en el pago del dinero secreto.

Esta serie de revelaciones marcan un punto clave en las varias investigaciones en curso a Trump y su campaña electoral, porque tanto American Media como Cohen han dicho que cometieron sus delitos “en coordinación y bajo la dirección” de Trump.

La empresa admitió que, en coordinación con la campaña presidencial de Trump, pagó $150,000 a McDougal en los días antes de las elecciones a cambio de los derechos exclusivos de su historia de que ella había tenido un romance con el magnate una década antes.

Eso se suma a los $130,000 que Cohen entregó a la actriz de cine porno Stormy Daniel, también en 2016.

Sin embargo, lo más importante que hace el acuerdo con American Media Inc es dejar en claro que el pago y la coordinación con la campaña de Trump fueron hechos “para reprimir la historia de la mujer y evitar que influyera en el elección”.

LEE TAMBIÉN: MAGNATE DE MEDIOS RECIBE INMUNIDAD EN INVESTIGACIÓN SOBRE TRUMP

 

EL ÚLTIMO ARGUMENTO

Esto es de suma importancia, porque el último argumento de Trump es que si bien las mujeres fueron claramente recompensadas, el pago no tuvo nada que ver con su campaña o sus perspectivas de ganar.

“Así que ahora los demócratas van a una simple transacción privada, erróneamente lo llaman contribución de campaña, que no fue”, escribió en Trump por Twitter el lunes.

Pero AMI admitió el objetivo era capturar y matar la historia de McDougal para “evitar que influyera en las elecciones”, lo que significa que los $150,000 representaron una contribución en especie a la campaña y violaron la ley de financiamiento de campañas políticas.

Cohen también ha dicho que las transacciones fueron un esfuerzo por encubrir las “hazañas sucias” del presidente, una afirmación que se reforzó cuando los fiscales federales anunciaron que la editora del tabloide admitió que había comprado la historia de McDougal para asegurarse de que ella “no publicara acusaciones dañinas sobre el candidato”.

Nacional, Donald Trump, National Enquirer