Niña que murió en manos de Patrulla Fronteriza se llamaba Jackelin

Niña que murió en manos de Patrulla Fronteriza se llamaba Jackelin

La Casa Blanca se desligó de cualquier responsabilidad por la muerte de la niña de 7 años de edad.

(POLÍTICA YA). – Jakelin Amei Rosmery Caal Maquin es el nombre de la niña migrante de 7 años que murió horas después de ser detenida por la Patrulla Fronteriza al sur de Lordsburg, Nuevo México.

John Moore/Getty Images

La niña fue identificada este viernes por Tekandi Paniagua, cónsul de Guatemala en Del Rio, Texas.

Mientras, la Casa Blanca calificó de “situación trágica“, la muerte de la niñak, pero afirmó que el gobierno del presidente Donald Trump no tiene la culpa del incidente.

Al ser preguntado si el gobierno está “asumiendo cualquier responsabilidad por la muerte de la niña”, el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, dijo: “¿Asume el gobierno la responsabilidad de que un padre lleve a un niño en un viaje por México para llegar a este país? No.”

La menor de edad falleció por deshidratación y conmoción unas 8 horas después de haber sido aprehendida por agentes de la Patrulla Fronteriza junto a su padre y un grupo de más de 160 personas el pasado 6 de diciembre.

Después de que comenzó a tener convulsiones la niña, el personal médico de emergencia midió la temperatura de su cuerpo en 105.7 grados y, notó que “al parecer, ella no había comido ni consumido agua durante varios días”, según indica un informe del incidente de la agencia de Control de Aduanas y Fronterizo (CBP), obtenidos por el diario The Washington Post, que primero informó sobre la muerte.

MUERE NIÑA MIGRANTE DE 7 AÑOS EN CUSTODIA DE LA PATRULLA FRONTERIZA

FIEBRE, VÓMITOS Y CONVULSIONES

Paniagua dijo a la prensa que la niña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, emigraron de Raxruha, Alta Verapaz, Guatemala, una región indígena al norte del país.

Según Paniagua, la niña se enfermó, con fiebre alta y vómitos después de ser detenida y de camino a la estación de CBP en Lordsburg.

Al día siguiente, el 7 de diciembre, la condición de Jakelin empeoró y ella comenzó a tener convulsiones y luego fue trasladada por aire a un hospital en El Paso, Texas.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) pidió al Congreso que investigue tanto a la CBP como a la agencia de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) y responsabilice al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que supervisa a estas agencias, por la última de una serie de muertes y abusos “que han quedado impunes durante demasiado tiempo”.

“Las familias migrantes buscan refugio en nuestro país, no un ataúd”, declaró Angélca Salas, directora ejecutiva de CHIRLA.

Tekandi Paniagua, cónsul de Guatemala en Del Rio, Texas, dijo que el padre de la niña obtuvo un “permiso especial” para estar con su hija en el proceso de devolver el cuerpo de Jakelin a su país.

Se están comunicando con la familia de la niña en “q’eqchi”, un dialecto maya del área de donde son.

Inmigración, Inmigración, Patrulla Fronteriza, Video