basura

Heces y basura por doquier: el efecto inesperado del cierre de gobierno

Diversos parques nacionales laboran con personal y servicios limitados, y esto incluye los de limpieza

Una creciente cantidad de basura y desechos humanos han puesto en jaque a varios parques nacionales en medio de un cierre parcial del gobierno federal.

De acuerdo con The Sacramento Bee, que cita información de National Parks Traveler, el parque nacional Yosemite en California tuvo que cerrar sus campamentos Wawona y Hodgson Meadows, así como otra área cercana, después de encontrar desechos humanos a lo largo de un camino principal.

“Con los sanitarios cerrados, algunos visitantes están optando por depositar sus desechos en áreas naturales adyacentes a zonas de denso tránsito, lo que origina riesgos de salud para otros visitantes”, indicó el vocero del Servicio de Parques Nacionales, Andrew Muñoz.

LEE – Día 12 del cierre del gobierno: Trump rechaza nuevas propuestas

El cierre parcial del gobierno se originó el pasado 22 de diciembre a raíz de la disputa entre el presidente Trump y legisladores demócratas respecto a un presupuesto que incluya fondos para la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Desde entonces, la mayor parte de los parques nacionales permanecen abiertos, aunque con menos empleados y servicios limitados, incluyendo los sanitarios y la recolección de basura.

LEE: ¿Cómo afecta el cierre de gobierno al ciudadano común?

Los problemas de limpieza han empeorado y han llevado al cierre parcial o total de algunos de estos parques. Además de Yosemite, en California ha resultado afectado el parque nacional Joshua Tree, que cerró todos sus campamentos al mediodía del miércoles, debido a problemas con los inodoros, entre otros.

LEE: Estas son las posibles afectaciones del cierre de gobierno en EE.UU.

También en este estado han cerrado los parques Sequoia, Kings Canyon y Pinnacles, ya sea total o parcialmente, debido a problemas similares, así como a embotellamientos. Asimismo, resultaron afectados los parques Arches y Canyonlands en Utah por falta de personal, mientras que el parque Rocky Mountain en Colorado se ha limitado a poner bajo llave sus sanitarios y cestos de basura.

Nacional, Cierre del Gobierno