Bolivia dice que producción comunitaria es “clave” para que exista comunismo

Bolivia dice que producción comunitaria es “clave” para que exista comunismo

México, 16 dic (EFE).- El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó hoy en México que la producción comunitaria es la “clave” para llegar al comunismo, por lo que el Gobierno de Evo Morales ha decidido dar “prioridad” a este tipo de actividad.

México, 16 dic (EFE).- El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó hoy en México que la producción comunitaria es la “clave” para llegar al comunismo, por lo que el Gobierno de Evo Morales ha decidido dar “prioridad” a este tipo de actividad.

En una conferencia organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), García Linera habló del proceso de tránsito de la sociedad boliviana hacia el “postcapital”, que tiene como fin “recuperar los recursos naturales para acabar con el dominio extranjero”.

“En Bolivia, la producción en común es débil o no existe y creemos que es la clave. Si no, no hay comunismo realmente”, indicó García, reconociendo que aunque “difícil” es “prioritario” promoverla para “entrar en el núcleo mismo del sistema capitalista”.

Una observación que, de acuerdo con García Linera, se extiende al resto de América Latina, donde “tenemos propiedades comunitarias de la tierra, de los sistemas de riego, de los bosques y pastizales, pero no una producción comunitaria”, sino una “producción familiar en tierras comunitarias”.

“Hablamos de unidad continental, pero no hemos sido capaces de crear una sola actividad productiva comunitaria” que sirva como “bastión” ante tiempos difíciles, opinó el vicepresidente de Bolivia, país que se encuentra a las puertas de su adhesión al Mercosur, bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El neoliberalismo en Bolivia “trajo una involución histórica y tardó quince años en mostrar sus efectos”, sostuvo García Linera, que en enero cumplirá nueve años en la Vicepresidencia después de que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), consiguiera su segunda reelección en octubre pasado.

Indicó que bajo el Gobierno del presidente Morales, que viene parejo a un “impulso social” arraigado en la historia indígena y campesina y su “lucha contra la humillación”, se ha producido una “descolonización” y una “indianización” de las instituciones.

Sólo con la “revalorización” de lo indígena que se ha producido, aunque continúe persistiendo el racismo en el ámbito privado, “ya se ha dado un gran paso histórico en Bolivia”, aseguró.

El vicepresidente se defendió ante las críticas de sectores de izquierda que demandan que “el Estado se disuelva y se dé paso a la iniciativa de la sociedad”.

Reivindicó el papel del Estado, que puede “ayudar, facilitar la expansión creativa de iniciativas y equilibrar las tendencias para favorecer a los pequeños frente a la insistencia todavía presente de los grandes”, aunque no puede, en ningún caso, “sustituir a la comunidad”.

Ante aquellos que muestran rechazo ante sus políticas “extraccionistas”, el vicepresidente consideró que la extracción de materias primas es necesaria para “mejorar las condiciones mínimas de las personas y que la nueva generación construya un tipo de economía que no dependa ni del gas ni los minerales”.

Asimismo, aclaró que los recursos internacionales que está recibiendo Bolivia como préstamos van a ser dirigidos exclusivamente a la mejora de la producción agraria o industrial.

En cuanto a la puesta en marcha del plan de energía atómica anunciado por Morales en octubre, García Linera aclaró que su interés no está encaminado a la venta de la energía producida por centrales.

La iniciativa obedece a que el presidente no está de acuerdo con “la monopolización de unos cuantos países del conocimiento fundamental de la naturaleza, cuando debería ser patrimonio de todos”, teniendo en cuenta sus riesgos.

¿Qué Piensas?