Obama anuncia un plan para rebajar las hipotecas de familias “responsables”

Obama anuncia un plan para rebajar las hipotecas de familias “responsables”

Washington, 8 ene (EFEUSA).- El presidente Barack Obama anunció hoy una acción ejecutiva que permitirá a algunos estadounidenses que compren por primera vez una vivienda ahorrar una media 900 dólares al año en su hipoteca, una medida que, según aseguró, beneficiará a miles de familias “responsables” a financiar y conservar su hogar.

Washington, 8 ene (EFEUSA).- El presidente Barack Obama anunció hoy una acción ejecutiva que permitirá a algunos estadounidenses que compren por primera vez una vivienda ahorrar una media 900 dólares al año en su hipoteca, una medida que, según aseguró, beneficiará a miles de familias “responsables” a financiar y conservar su hogar.

En una visita a Phoenix (Arizona), la segunda parada de una gira de tres días para adelantar las políticas que centrarán su discurso sobre el Estado de la Unión el próximo 20 de enero, Obama aseguró que la nueva medida permitirá “asegurarse de que más gente consigue acceso” a comprar su propia vivienda.

“La acción de hoy pondrá más dinero en los bolsillos de muchas familias. Y los cientos de miles de nuevos compradores (de viviendas) crearán un mercado de vivienda más sano para todos”, aseguró Obama desde un instituto de Phoenix.

La medida consiste en que la Administración de Vivienda Federal (FHA) reducirá las primas de seguro anuales para hipotecas en 0,5 puntos porcentuales, del 1,35 al 0,85 por ciento, lo que significa que muchos estadounidenses que compren por primera vez una vivienda pagarán 900 dólares de media menos por su hipoteca.

“Esos 900 dólares pueden destinarse a pagar la compra de alimentos, o la gasolina, o la educación de sus hijos. O puede cubrir el pago de un mes de su hipoteca”, explicó Obama.

El secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, afirmó hoy que la medida rebajará el coste de las hipotecas “para más de dos millones de estadounidenses en los próximos tres años”, e impulsará a 250.000 estadounidenses a comprar su primera vivienda en el próximo trienio.

Además, los 800.000 hogares que recurren a los servicios de la FHA verán, en los próximos años, una bajada del coste de su vivienda, mientras que las personas que ya poseen una casa y obtengan el refinanciamiento de su hipoteca de la FHA experimentarán reducciones en sus pagos hipotecarios.

Obama subrayó, no obstante, que las nuevas medidas solo beneficiarán a propietarios “responsables”, y no a aquellos que “compran cosas que no pueden permitirse”.

“No vamos a volver a la práctica de financiar (las hipotecas de) gente que compra cosas que no puede permitirse”, añadió el mandatario, en referencia a las llamadas “hipotecas basura” que se multiplicaron antes de la crisis económica de 2008.

“Estamos prohibiendo algunas de las peores prácticas que lideraron a la crisis de la vivienda, y vamos a proteger a las familias de clase media de cualquier timo”, prometió.

Desde Arizona, uno de los estados más afectados por las ejecuciones hipotecarias durante la crisis financiera, Obama defendió que ahora esas ejecuciones están “en su nivel más bajo desde 2006”, mientras que “las ventas de viviendas han subido un 50% desde su punto más bajo en la crisis”.

La medida anunciada hoy por Obama ya ha recibido críticas republicanas, entre ellas la del senador por Tennessee Bob Corker, que consideró que se trata de “malas noticias para los contribuyentes”.

“El Gobierno federal debería reducir su implicación en el negocio de las hipotecas, no competir en él”, dijo Corker, y aseguró que la reducción de las primas de FHA se hace para competir con las recién rebajadas cuotas de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, que la Casa Blanca quiere cerrar debido a su rol en la crisis.

Durante su visita a Arizona, Obama recibió críticas republicanas por no visitar el hospital de Phoenix donde se originó el escándalo del Departamento de Veteranos, porque su personal manipuló la lista de espera para ocultar los retrasos en la atención médica, lo que contribuyó supuestamente a la muerte de unos 40 excombatientes.

El mandatario tampoco accedió a la solicitud que le hizo el legislador republicano por Arizona Matt Salmon, de visitar la frontera con México, para conocer de primera mano la “crisis” que están causando sus acciones “ilegales e inconstitucionales” para regularizar temporalmente a 5 millones de indocumentados.

En cambio, Obama visitó un barrio hispano en el sur de Phoenix, llamado Nuevas Villas, y se reunió con la excongresista demócrata Gabrielle Giffords, que hace hoy exactamente cuatro años resultó gravemente herida en un tiroteo en Tucson (Arizona) en el que murieron seis personas.

El viernes, Obama viajará a Knoxville (Tennessee), donde presentará nuevas ideas para mejorar el acceso a la educación universitaria y lanzará un nuevo centro de manufacturas.

Nacional, EEUU VIVIENDA, Vivienda