El rey saudí visitará EEUU el próximo otoño, según Carter

El rey saudí visitará EEUU el próximo otoño, según Carter

Riad, 22 jul (EFE).- El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, aseguró hoy tras reunirse en Yeda con el rey saudí Salman bin Abdelaziz que está previsto que el monarca visite EEUU el próximo otoño, informó la agencia oficial saudí SPA.

Riad, 22 jul (EFE).- El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, aseguró hoy tras reunirse en Yeda con el rey saudí Salman bin Abdelaziz que está previsto que el monarca visite EEUU el próximo otoño, informó la agencia oficial saudí SPA.

Durante ese viaje el monarca saudí se reunirá con el presidente estadounidense, Barack Obama.

Según la misma fuente, el rey Salman y Carter analizaron en su reunión de hoy las relaciones bilaterales, sobre todo en el ámbito militar, y estudiaron también la situación en Oriente Medio y cómo poder zanjar las crisis en la región.

Asimismo, el secretario de Defensa estadounidense insistió sobre el compromiso de su país para consolidar la paz y la estabilidad en la zona.

Hoy, Carter se reunió también con el segundo príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, que es al mismo tiempo ministro de Defensa, con el que habló sobre la cooperación militar entre Riad y Washington y las posibilidades de desarrollarla en el futuro.

Esta gira por Oriente Medio, que inició Carter en Israel y acabará en Jordania, es su primer viaje a la zona desde que asumió el cargo en febrero pasado, y coincide con la reciente aprobación del acuerdo nuclear entre Irán y las potencias internacionales.

Arabia Saudí se ha mostrado en público favorable al acuerdo diplomático con Irán, pese a ser el mayor rival de Teherán en la región y apoyar a bandos contrapuestos en el Yemen y Siria.

En privado, los saudíes se muestran contrarios a que se levanten las sanciones económicas al régimen chií de los ayatolá, ya que “Irán quiere cambiar Oriente Medio y eso es inaceptable para los suníes”, según indicó una fuente diplomática saudí al diario The Washington Post la semana pasada.

Arabia Saudí lidera en el Yemen una coalición de países árabes y musulmanes, a la que contribuye Estados Unidos, para hacer frente a los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, que han tomado la capital, Saná, y centran sus ataques en Adén, enclave fiel al depuesto gobierno proestadounidense.