Multas millonarias a quien ayude a inmigrantes delincuentes

Multas millonarias a quien ayude a inmigrantes delincuentes

Comité de la legislatura de Nebraska evalúa el proyecto LB966, que penalizaría auxiliar a inmigrantes y refugiados que cometan delitos.

Denver (CO),  (EFEUSA).- Un legislador de Nebraska propuso imponer fuertes multas diarias a agencias y organizaciones caritativas de Nebraska que ayudan a inmigrantes y refugiados “de alto riesgo” si se comprueba que alguno de esos inmigrantes cometió algún crimen en ese estado.

En su proyecto, conocido como LB966 y ahora en manos del Comité Judicial de la legislatura local, el senador Kintner busca que una agencia comunitaria pague hasta $25 millones de dólares en indemnización al gobierno estatal si “cualquier refugiado aceptado por tal agencia para trasladarse al estado de Nebraska” causa “daños o heridas” a cualquier persona.

Además, el proyecto de ley autoriza a que el estado, cualquiera de sus subdivisiones y cualquiera de las víctimas o de las personas afectadas por las acciones criminales de un inmigrante o refugiado inicie acciones legales contra la organización que ayudó a ese inmigrante o refugiado a llegar a Nebraska.

La propuesta de Kinter parece basarse en el hecho de que, aunque el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts, se opone a la llegada de refugiados de Siria o de otros países con alto nivel de conflictos, organizaciones locales como Caridades Católicas y Servicios Familiares Luteranos han expresado reiteradamente desde noviembre pasado su deseo de recibir a centenares de esos refugiados.

Estadísticas del Departamento de Estado indican que en Nebraska viven unos 90,000 refugiados (o “migrantes secundarios”) y se espera que este año lleguen 1,200 más.

Las organizaciones caritativas generalmente les proveen viviendas, educación, orientación cultural y capacitación laboral para que los recién llegados alcancen la autosuficiencia con celeridad.

Si la LB966 llegase a ser aprobado (algo muy dudoso, según expertos locales), las agencias de ayuda a inmigrantes y refugiados serían responsables por las acciones criminales de quienes hubiesen recibido esa ayuda a partir del momento que el inmigrante o refugiado se estableció en Nebraska.

Las multas se aplicarían además por cada incidente causado por el inmigrante o refugiado ayudado.

 

REPUDIO POR ESCRITO: “ES UNA VERGüENZA”

En respuesta a la propuesta, para la que aún no se ha fijado fecha de debate, el periódico Lincoln Journal Start publicó hoy un editorial oponiéndose a la medida, a la que calificó de “malas intenciones” y de “una vergüenza para el estado” por lo que pidió que, a la primera oportunidad posible, los legisladores dejen el proyecto sin efecto sin siquiera debatirlo.

Por separado, el Centro de Capacitación de Refugiados en Omaha rechazó la identificación de inmigrantes, refugiados o asilados con “presuntos terroristas” y advirtió que si la LB966 entrase en vigor impedirá a ayudar a víctimas de terrorismo.

Cabe destacar que el año pasado Kintner se opuso (expresándose con términos derogatorios) a otorgar licencias de conducir a jóvenes “soñadores”.