Jeb Bush y Marco Rubio hablarán sobre el cambio climático

Jeb Bush y Marco Rubio hablarán sobre el cambio climático

Alcaldes de 15 pueblos al sur de Florida celebran que ambos republicanos aceptaron dialogar sobre el tema

Miami, (EFEUSA).- Los precandidatos republicanos Jeb Bush y Marco Rubio, ambos de Florida, accedieron a hablar de cambio climático con 15 alcaldes del sur del estado preocupados por los efectos de este fenómeno en la región, especialmente por el aumento del nivel del mar.

Tanto el senador por Florida como el exgobernador del estado (1999-2007) confirmaron que hablarían del tema con la alcaldesa de Pinecrest, Cindy Lerner, según informó hoy el portal Think Progress.

Los alcaldes, entre ellos el de Miami, Tomás Regalado, instaron en enero pasado a los aspirantes republicanos a reconocer “la realidad y urgencia” del fenómeno climático y especialmente la vulnerabilidad de Florida.

Lerner aseguró que esperan poder reunirse con ambos candidatos antes de la primaria en Florida, previstas para el próximo 15 de marzo.

De igual forma, la alcaldesa señaló que ella y los demás mandatarios buscarán hablar no sólo con Bush y Rubio, sino con aquellos candidatos que lideran las primarias republicanas para asegurar que “el cambio climático sea parte de su plataforma”.

 

 

La campaña de ambos candidatos de Florida, y en general la de todos los aspirantes republicanos, ha estado marcada por el escepticismo ante el cambio climático, y algunos de ellos han incluso cuestionado la existencia del fenómeno.

“Con la elección presidencial que se acerca rápidamente es fundamental que sus posiciones sobre estos temas estén bien informadas por la experiencia de nuestras comunidades”, expresaron los alcaldes en las misivas enviadas a los republicanos.

Los mandatarios locales urgieron a Bush y Rubio a “reconocer la realidad y la urgencia del cambio climático para enfrentar la crisis” que este representa para las comunidades del sur de Florida, una de las regiones más vulnerables al aumento del nivel del mar, las inundaciones y una mayor actividad ciclónica.

Un ejemplo de ello es la ciudad turística de Miami Beach, la más afectada por las inundaciones cuando la marea alta coincide con fuertes tormentas.

Para evitarlo, esta ciudad ha instalado bombas de desagüe que buscan controlar los efectos de las marejadas, especialmente durante dos mareas altas anuales conocidas como “rey”.

Desde 1870 el aumento del nivel del mar en la costa suroriental del estado de Florida ha sido de 12 pulgadas, mientras que el promedio mundial fue de 8, según el último informe de la organización World Resources Institute (WRI).