Alcaldesa urge frenar deportaciones hasta el fin del año escolar

Alcaldesa urge frenar deportaciones hasta el fin del año escolar

Jennifer Roberts, alcaldesa de Charlotte, Carolina del Norte, advirtió a la Casa Blanca y al DHS sobre la crisis que provocan las redadas contra indocumentados.

Charlotte (NC), (EFEUSA).- La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, informó hoy que habló con la Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), sobre la crisis generada en la ciudad por las capturas selectivas de jóvenes centroamericanos ejecutadas por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

“Les he pedido que paren las actividades por lo menos hasta el verano, después de que los estudiantes terminen el ciclo escolar“, dijo la Alcaldesa, quien ha recibido denuncias que los agentes federales supuestamente han arrestado jóvenes en las paradas de los autobuses escolares.

Roberts detalló que trató el tema de los jóvenes centroamericanos con Jerry Abramson, director de asuntos intergubernamentales de la Casa Blanca y Serena Hoy, funcionaria de primer nivel del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

“Lo que están haciendo no es justo”, anotó durante una reunión sostenida hoy con líderes de la comunidad latina de Charlotte, Carolina del Norte.

Roberts subrayó que capturar a jóvenes que están matriculados en escuelas del sistema escolar y viven con sus padres no es algo positivo para la sociedad.

En el mismo sentido, dirigentes de organizaciones hispanas locales se reunieron ayer con funcionarios de ICE, para expresar su descontento con la acciones de los agentes federales en la ciudad.

“Nos dijeron que estaban cumpliendo con su trabajo, y que los que llegaron después del 1 de enero de 2014 están entre sus prioridades”, manifestó a Efe una de las asistentes a la reunión, a la que también acudieron la superintendente del distrito escolar, el jefe de policía y representantes de la Alcaldía.

“En ningún momento se refirieron a los jóvenes como ‘estudiantes’, sino como ‘adultos”. Fueron muy enfáticos”, agregó la mujer que no quiso identificarse.

 

VIGILIA POR LIBERTAD

Las organizaciones proinmigrantes de Charlotte han registrado la detención de cinco de los nueve jóvenes arrestados en Carolina del Norte, desde la última semana de enero.

Todos los capturados tienen en común que son centroamericanos (El Salvador, Honduras y Guatemala), entraron solos a Estados Unidos por la frontera con México en el verano de 2014 siendo menores de edad y ya cumplieron 18 años.

Después de ser procesados en 2014 en los albergues de ICE, los jóvenes fueron remitidos a las viviendas de sus padres o familiares cercanos en Charlotte y otras ciudades de Carolina del Norte, en donde residieron hasta su actual arresto.

Los jóvenes forman parte de una lista de 683 que tienen órdenes de deportación dictadas por jueces de la Corte de Inmigración de Charlotte, que tiene jurisdicción en las Carolinas.

El tribunal también emitió medidas iguales para 1,800 madres con niños que también llegaron sin estatus migratorio a Estados Unidos después de enero de 2014.

Anoche, padres de dos de los detenidos en Charlotte participaron en una vigilia para pedir que sus hijos sean dejados en libertad y se pare su deportación frente a las oficinas de ICE en Charlotte.

“Pedro está muy delgado y deprimido”, dijo durante el acto Moisés Salmerón, tío del arrestado Pedro Salmerón, quien visitó a su sobrino en el Centro de Detención de Stewart, en Georgia, donde están recluidos los detenidos de Charlotte.

La actividad fue organizada por la Unión Salvadoreña (Unisal), el grupo de base Action NC, y la Iglesia de Restauración Latin Harvest, con la participación de dirigentes de la Coalición Latinoamericana y la entidad de defensa de derechos civiles Unidos We Stand.