Bernie Sanders censura programa de inmigración de Barack Obama

Bernie Sanders censura programa de inmigración de Barack Obama

“Necesitamos nuevas políticas para asegurar que se trata de forma justa a las comunidades inmigrantes”, dijo el Senador por Vermont.

Washington, (EFEUSA).- El senador y aspirante presidencial demócrata Bernie Sanders criticó hoy uno de los programas de inmigración del Gobierno de Barack Obama por considerar que infunde miedo entre los indocumentados, en una carta enviada unos días antes de las primarias en Nevada, donde el voto latino será clave.

Sanders y el congresista demócrata Raúl Grijalva, que apoya a ese senador en su campaña presidencial, enviaron una carta al secretario de Seguridad Nacional (DHS) de EEUU, Jeh Johnson, en la que expresan su preocupación sobre un programa destinado a identificar a los inmigrantes indocumentados que deben ser deportados del país.

“Necesitamos nuevas políticas para asegurar que se trata de forma justa a las comunidades inmigrantes”, dijo Sanders en un comunicado difundido por la oficina de Grijalva.

La carta se centra en el Programa de Cumplimiento de Prioridad (PEP), anunciado en noviembre de 2014 para reemplazar otro programa muy criticado por los grupos pro inmigrantes, el llamado Comunidades Seguras.

“Estamos preocupados porque las fallidas políticas de Comunidades Seguras parecen continuar intactas bajo PEP”, aseguraron Sanders y Grijalva en su carta a Johnson.

“Parece que el DHS solo ha hecho cambios menores de estilo a las órdenes de detención e implementado esos cambios de estilo en jurisdicciones que querían limitar su implicación en Comunidades Seguras. En el resto de jurisdicciones, entendemos que DHS sigue con el programa fracasado anterior, pero con nuevo nombre”, añadieron.

 

 

A través de PEP, las autoridades federales de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) buscan cooperar con las locales para deportar a quienes tengan antecedentes de crímenes graves o sean un peligro para la seguridad nacional.

Sin embargo, algunas organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes han criticado la falta de transparencia sobre el programa, y tres de esos grupos demandaron el mes pasado al Gobierno federal para pedir información clara sobre la iniciativa.

“Hay pocas pruebas de que ICE esté siguiendo las directivas y prioridades indicadas en el memorando que usted (Johnson) presentó (en 2014), o de que haya algún tipo de rendición de cuentas dentro de la agencia para seguir las políticas que usted estableció”, sostuvieron los dos legisladores en su misiva.

Sanders y Grijalva solicitaron a Johnson más información sobre el programa y sobre el número de órdenes de arresto emitidas desde que comenzó a implementarse, y recordaron su preocupación sobre la posibilidad de que los inmigrantes indocumentados tengan miedo de contactar a la policía local por miedo a ser deportados.

“Las víctimas de crímenes y de violencia doméstica no deberían tener miedo de ser deportados por llamar a la policía. Poner un nuevo nombre a un programa tan problemático no es suficiente”, indicó Sanders.

El senador por Vermont, ganador de las primarias demócratas del martes en Nuevo Hampshire, debe afrontar ahora el reto de conquistar a los votantes latinos y afroamericanos, entre los que es menos conocido que su rival, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

La primera prueba estará en el caucus demócrata en Nevada, que se celebrará el 20 de febrero, seguido de las primarias en Carolina del Sur el día 27 y de varios estados que votan el 1 de marzo (el llamado “supermartes”) y donde hay una presencia importante de latinos, como Colorado, Texas o Virginia.