Hillary Clinton y Bernie Sanders apretados en Nevada

Hillary Clinton y Bernie Sanders apretados en Nevada

Quien logre llevar más votantes hispanos y afroamericanos a las urnas, ganaría las primarias demócratas del sábado 20.

Los Ángeles, (EFEUSA).- Comenzó su carrera electoral hacia la Casa Blanca siendo un total desconocido entre los votantes latinos, pero tras el debate de este jueves, marcado por el tema migratorio, Bernie Sanders afronta las próximas primarias en plena remontada entre el electorado latino, especialmente entre los jóvenes, y se aproxima a su rival para la nominación demócrata, Hillary Clinton.

Después de que el Caucus (asambleas populares) de Iowa se definiera por una mínima cantidad de votos a favor de Clinton y el de New Hampshire le diera una victoria a Sanders por más del 14% del total de sufragios, ahora el Caucus de Nevada se muestra clave para definir la inclinación hispana con respecto a estos dos candidatos demócratas.

“Lo que me da mucho gusto es el hecho de que los dos candidatos más importantes dentro del Partido Demócrata estén disputándose quién es mejor para nuestra comunidad”, dijo hoy en entrevista con Efe el director ejecutivo de Mi Familia Vota, Ben Monterroso.

Los aspirantes a ser el nominado del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre, Hillary Clinton y Bernie Sanders, reflejaron en el debate de ayer sus diferencias en materia migratoria, así como sus intereses en las minorías: hispanos y afroamericanos.

Sanders ofreció un apoyo directo a un camino a la legalización y aprovechó para criticar los comentarios que Clinton hizo en el 2015 cuando afirmó que los menores no acompañados provenientes de Centroamérica deberían ser devueltos a sus países.

Clinton, por su parte, comenzó el debate asegurando que buscará derribar las barreras que limitan a muchos estadounidenses de las clases menos favorecidas.

“Las familias inmigrantes trabajadoras que viven atemorizadas deberían salir de las sombras para que esos niños puedan tener un mejor futuro”, aseguró.

En opinión de Monterroso, los dos principales candidatos demócratas han manifestado un acercamiento “de una manera más digna que nunca antes se había visto”.

Anotó también que el hecho de haber asignado personas latinas dentro de cada una las respectivas campañas “para que les ayuden a asegurarse que están hablando con nuestra comunidad de la manera como queremos”, es una muestra de la importancia que el Partido Demócrata le da al voto hispano.

 

LAS ENCUESTAS DICEN…

Ahora, después de Iowa, con el 5.6% de población latina y New Hampshire, con el 3.3%, la expectativa sobre el protagonismo del voto latino en Nevada es muy elevada ya que los latinos representan cerca del 28% de la población.

Así, si una encuesta en diciembre de Gravis Marketing mostraba una amplia ventaja de 23% de Clinton sobre Sanders, una nueva encuesta dada a conocer hoy por Washington Free Beacon y realizada entre el 8 y el 10 de febrero por TargetPoint mostró un empate del 45% entre los dos candidatos.

A pesar de que algunos calificaron la encuesta de Washington Free Beacon como “poco confiable” señalando que se trata de un medio conservador, no obstante Jon Ralston, un respetado analista político de Nevada advirtió hoy en su blog que puede ser “un indicador de la creciente popularidad” de Sanders en ese estado.

Asimismo, una declaración del portavoz de Clinton, Brian Fallon a la cadena MSNBC esta semana anunciando que esperaban “un estrecho resultado” tanto en Nevada como en Carolina del Sur, ha atraído la atención de los observadores políticos.

“Hay un elemento hispano importante en el Caucus demócrata de Nevada, pero es todavía un estado 80% de votantes blancos“, aseveró Fallon.

Arnulfo Mora, un analista social de Carson City, dijo a Efe que le sorprende esa afirmación.

“Los latinos son más del 27% de la población en Nevada y representan cerca del 20% del electorado, mientras los afroamericanos son cerca del 13% del total de los votos”, argumentó el analista de la capital del Estado Plateado.

Independientemente de los resultados del próximo sábado en Nevada, y de la postura de los jóvenes hispanos “millenials“, que según opinó Mora, “se ven más atraídos hacia los planteamientos socialistas de Sanders”, el voto latino va ganando fuerza en la elección demócrata.

Y si Clinton obtuvo el apoyo del Comité de Acción Política (PAC) del Caucus Negro del Congreso (CBC) en su carrera para las elecciones presidenciales del próximo noviembre, Sanders obtuvo el respaldo de una coalición de líderes hispanos en Arizona compuesta por importantes políticos como el congresista Raúl Grijalva, el senador estatal Martín Quezada y el supervisor del condado de Maricopa Steve Gallardo, entre otros.

“El hecho de que nuestra comunidad está al frente de la campaña como un voto importante es un adelanto y nos pone en una posición más apropiada”, anotó Monterroso.

Por otra parte, ante la atención e importancia que Clinton y Sanders le están dando al voto hispano, activistas y observadores están esperando una respuesta favorable de los votantes.

“Nuestra comunidad está siendo buscada, informada e invitada a participar y yo esperaría que nuestra comunidad responda“, destacó el directivo de Mi Familia Vota.