Ayudante de los Clinton destruyó a puro martillazos los teléfonos de Hillary

Ayudante de los Clinton destruyó a puro martillazos los teléfonos de Hillary

Documentos del FBI revelan que un asistente de Bill Clinton rompió con un martillo dos celulares que usó Hillary para enviar emails privados.

(ENTRAVISION).- Un ayudante de Bill Clinton en una ocasión destruyó a martillazos dos teléfonos celulares de Hillary Clinton, según revelan los documentos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) divulgados este viernes.

Uno de los documentos, el memorándum de la investigación, menciona el testimonio de Justin Cooper, un viejo ayudante del ex presidente, quien al ser interrogado por el FBI “recordó dos casos en los que destruyó viejos teléfonos móviles de Clinton partiéndolos por la mitad o golpeándolos con un martillo”.

Clinton utilizó un número de aparatos móviles mientras se desempeñó como secretaria de Estado entre 2009 y 2013. Aparentemente, su marca preferida era Blackberry.

El FBI dijo que identificó 13 dispositivos móviles utilizados posiblemente por Clinton para enviar mensajes de correo electrónico utilizando su servidor de correo electrónico privado.

TELÉFONOS Y TABLETAS

En total, según muestran los documentos, Clinton usó 13 teléfonos móviles y cinco tabletas, desde los que accedió a varios servidores privados con el dominio personal de los Clinton, clintonemail.com.

La asesora de la candidata demócrata Huma Abedin, dijo al FBI que era del conocimiento de todos los  que trabajaban con ella que Clinton usaba un nuevo teléfono por unos días y luego regresaba a un modelo más antiguo que ella entendía mejor cómo utilizarlo.

Cuando esto ocurría, sus ayudantes la asistían en la transferencias de sus tarjetas SIM. En el informe, el FBI, dice que “el paradero de los dispositivos de Clinton con frecuencia era desconocido, una vez que ella hacía la transición a un nuevo aparato”.

Este es apenas uno de los detalles que aparecen en dos documentos, uno de 11 páginas y otro de 47, publicados hoy por el FBI y que constituyen las pruebas más detalladas hechas públicas hasta ahora sobre la investigación sobre el uso de los servidores privados, que acabó sin cargos para la exsenadora y ex primera dama.

La campaña de Clinton dio a conocer un comunicado el viernes diciendo que estaba “satisfecha” de que el FBI publicara los documentos relacionados con la investigación sobre sus correos electrónicos.