Departamento de Estado trató que el FBI desclasificara un email de Clinton

Departamento de Estado trató que el FBI desclasificara un email de Clinton

Apuntes de la pesquisa sobre el servidor privado de Clinton revelan que un funcionario del Departamento de Estado quiso cambiar decisión de FBI.

(POLÍTICA PARA MI).- Un alto funcionario del Departamento de Estado habría intentado convencer a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que cambiara su decisión de que un correo electrónico del servidor privado de Hillary Clinton tenía contenido clasificado.

El funcionario, identificado como el subsecretario de Estado Patrick Kennedy, habría provocado un debate sobre un posible intercambio para resolver el problema, según informaron dos empleados del FBI a sus colegas que investigaban el año pasado el uso de Clinton de un servidor privado cuando era secretaria de Estado.

Un funcionario del FBI admitió que le dijo al empleado del Departamento de Estado que “iba a considerar” cambiar la clasificación del email de Clinton, si Kennedy prestaba su autoridad a una solicitud del FBI de aumentar su personal en Irak, de acuerdo con documentos dados a conocer por la oficina el lunes.

Sin embargo, el tangible intercambio nunca aconteció. El correo electrónico quedó clasificado según lo decidido originalmente por el FBI y a la Oficina no se le dio ningún personal adicional en Irak.

Los documentos contienen un sumario de las notas tomadas durante las entrevistas relacionadas con la investigación del FBI sobre si información clasificada fue manejada incorrectamente por Clinton cuando era secretaria de Estado.

El Departamento de Estado dijo que el mensaje había sido publicado en mayo de 2015 como parte de revelaciones con base en la Ley de Libertad de Información. El email, con fecha del 18 de noviembre de 2012, trataba posibles arrestos relacionados con los ataques contra instalaciones estadounidenses en Benghazi, Libia.

INTERCAMBIO

En una entrevista, un funcionario del FBI contó que el Departamento de Estado había ofrecido un “quid pro quo” (intercambio de favores) a cambio de la desclasificación del correo electrónico.

Tanto el FBI como el Departamento de Estado negaron el lunes que se hubiera pactado un “quid pro quo”. “El FBI determinó que uno de esos emails estaba clasificado como secreto”, dijo el FBI en una declaración sobre el asunto.

Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado, consideró que los señalamientos sobre un “quid pro quo” eran “imprecisas” y que lo que Kennedy quería era “entender” la decisión del FBI sobre resguardar la información.

“La clasificación (de documentos) es un arte, no una ciencia, y los individuos con autoridad para clasificar a veces tienen distintos puntos de vista”, dijo Toner.

Aún así, los republicanos aprovecharon el tema para lanzar ataques contra la campaña de Clinton.