“Es imposible” que Obama perdone a indocumentados, dice Fiscal

“Es imposible” que Obama perdone a indocumentados, dice Fiscal

Según Loretta Lynch, no existe un marco legal o regulatorio que permita el perdón de un grupo en masa.

(POLÍTICA PARA MI).- La Fiscal General Loretta Lynch descartó la posibilidad de que el presidente Barack Obama indulte a los jóvenes inmigrantes amparados por su programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA.

Lynch aseguró que un indulto general para los indocumentados traídos a Estados Unidos como niños sería tan imposible como ofrecer clemencia a los encarcelados por delitos de drogas.

Video: NTK Network

El acto de otorgar un indulto es “una decisión individual que se toma en cada caso”, advirtió la procuradora durante un desayuno organizado por el sitio de internet Politico.

De manera que cualquier esfuerzo para ofrecer protección contra la deportación a los llamados “Dreamers” sería imposible, a juicio de Lynch.

“Cuando se habla de clemencia, lo mismo que con los perdones, es una decisión muy individualizada. Creo que sería difícil diseñar un sistema para una conmutación general de una clase de personas”, dijo Lynch.

“No hay marco legal o marco regulatorio que permita el perdón de un grupo en masa”, añadió.

PRECEDENTES HISTÓRICOS

Sin embargo, sí existen precedentes históricos de indultos a un grupo en masa, contrario a lo que dijo la Fiscal General.

En el pasado, presidentes estadounidenses han concedido indultos masivos, incluyendo al ex presidente Jimmy Carter  quien en su primer día en el cargo en 1977, otorgó el perdón a cientos de miles de hombres que evitaron servir en la guerra de Vietnam.

Tras la Guerra Civil, el presidente Andrew Johnson ofreció en 1865 un perdón a todos los sureños blancos, excepto a líderes confederados y los ricos plantadores (aunque la mayoría de ellos más tarde recibieron indultos individuales) y los autorizó a crear nuevos gobiernos.

En 1893, el presidente Benjamin Harrison emitió un extraño acto de clemencia, con un perdón masivo a todos los miembros de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días. El perdón cubrió a todos los miembros que cometieron un acto de poligamia y vinieron después de que el liderazgo de la Iglesia Mormona desautorizó esta controversial práctica.

La Constitución de EE.UU. confiere al presidente el poder de “conceder indultos y perdones”.