Putin ordenó una “campaña” para influir en elecciones de EE.UU.

Putin ordenó una “campaña” para influir en elecciones de EE.UU.

Así concluye un informe detallado sobre la interferencia de Rusia en las elecciones, redactado por los servicios de inteligencia del país.

(POLÍTICA PARA MI).- El presidente ruso Vladimir Putin “ordenó una campaña de influencia en 2016 dirigida a las elecciones presidenciales de Estados Unidos” aseguraron funcionarios de inteligencia estadounidenses en un informe sobre la interferencia de Rusia durante el pasado proceso electoral.

Esa campaña ordenada por Putin buscaba “denigrar” a la candidata demócrata Hillary Clinton para desarrollar “una clara preferencia por el presidente electo Donald Trump“, agrega el informe.

 

Foto: EFE
Foto: EFE

Esas conclusiones son parte del informe de inteligencia desclasificado que había ordenado el presidente Barack Obama, y que fue divulgado este viernes por la tarde.

Trump recibió un detalle de las principales conclusiones del informe antes de que se diera a conocimiento del público durante una reunión con James Clapper, director de Inteligencia Nacional, el director de la CIA, John Brennan, el almirante Michael Rogers, director de la Agencia de Seguridad Nacional NSA, y James Comey, director del FBI.

Tras la reunión, Trump reconoció que Rusia trató de penetrar en los sistemas computarizados del Comité Nacional Demócrata DNC, pero no dijo nada sobre la conclusión de que Putin intentó ayudar su candidatura.

El presidente electo sostuvo que tuvo una “reunión y conversación constructivas” con los principales funcionarios de inteligencia del país.

No obstante, en un comunicado que emitió su equipo de transición luego del encuentro, Trump recalcó que la intromisión rusa no tuvo ningún efecto en el resultado electoral.

CONDENATORIO Y DETALLADO

El informe de inteligencia es un recuento condenatorio y sorprendentemente detallado de los esfuerzos de Rusia para socavar el sistema electoral estadounidense, y a Clinton en particular.

En el reporte, los servicios de inteligencia concluyen que Putin aspiraba incrementar las posibilidades electorales del presidente electo hasta donde fuera posible por medio del  “descrédito de la secretaria Clinton” y mediante el contraste público de su des-favorabilidad frente a Trump.

Los servicios de inteligencia describen la amplia campaña llevada a cabo por los rusos que incluyó operaciones encubiertas, incluyendo actividades cibernéticas, con el llamado “trolling” (ataques por las redes sociales) y “noticias falsas”.

En la versión no clasificada del informe, las agencias de inteligencia también concluyeron “con alto grado de confianza” que la principal unidad de inteligencia militar de Rusia, el GRU, creó la “persona” llamada Guccifer 2.0 y un sitio web, DCLeaks.com, para divulgar los correos electrónicos del CDN y del presidente de la campaña de Clinton, John D. Podesta.