Rusia toma represalias y expulsará diplomáticos de EE.UU. y Europa

Rusia toma represalias y expulsará diplomáticos de EE.UU. y Europa

El Kremlin también cerrará el consulado de EE.UU. en San Petersburgo.

(POLÍTICA PARA MI).- Rusia expulsará 150 diplomáticos de Estados Unidos y Europa en represalia al repudio coordinado de esos países por el envenenamiento de un espía ruso en el Reino Unido.

El gobierno del presidente Vladimir Putin decidió además cerrar el consulado de EE.UU. en San Petersburgo.

La acción es la respuesta del Kremlin a la expulsión de más de 150 funcionarios rusos de otros países, que fue en sí una reacción al ataque contra el exespía Serguéi Skripal y a su hija Yulia con  agentes nerviosos en suelo británico y  atribuido a Moscú.

Trump expulsa de EE.UU. a 60 diplomáticos rusos

El embajador de EE.UU. en Moscú, Jon Huntsman Jr., fue llamado para que comparezca ante el Ministerio de Asuntos Exteriores, informó su titular, Sergey Lavrov.

Sesenta diplomáticos estadounidenses serán expulsados de Rusia, lo mismo que el número de diplomáticos rusos a quienes Washington desterró.

DISPUTA INTERNACIONAL

Esta es el último escalón de una creciente disputa internacional que ha enfrentado a un número de poderosos países occidentales con el gobierno de Putin. Pero la serie de intercambios de represalias por el envenenamiento del exespía ruso solo podría escalar, se teme en círculos políticos.

Espía ruso es envenenado “deliberadamente” en el Reino Unido

Skripal y su hija fueron encontrados inconscientes el pasado 4 de marzo en una concurrida zona comercial en la pequeña ciudad inglesa de Salisbury.

Los dos siguen hospitalizados en estado crítico, aunque su hija está mejorando, anunciaron funcionarios británicos el jueves.

El gobierno británico afirma tener pruebas sólidas de que los rusos están detrás del ataque, y que posiblemente el propio Putin lo aprobó.

La primera ministra Theresa May dijo que los Skirpal fueron envenenados con uno de una clase de agentes nerviosos extremadamente poderosa conocida como “novichok”, desarrollada por científicos soviéticos en los años 60.

Putin ha negado cualquier participación en el ataque contra Skripal, y ha intentado culpar al Reino Unido, EE.UU., Ucrania, la República Checa y otros.