Gobierno de Trump quiere subir el alquiler a los más pobres

Gobierno de Trump quiere subir el alquiler a los más pobres

El secretario de HUD, Ben Carson, propuso cambios a la medida de cómo se calculan los subsidios de alquiler.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump desea elevar el alquiler que pagan las personas de bajos ingresos por sus viviendas.

Como consecuencia, cientos de miles de familias de pocos ingresos tendrían que pagar el triple de lo que pagan actualmente por el alquiler.

Republicanos proponen ley con cambios a los cupones de alimentos

La propuesta legislativa presentada este miércoles por el secretario de Vivienda Ben Carson, facilitaría que los propietarios exijan a quienes reciben subsidios federales de vivienda que trabajen y triplica el costo de la vivienda para las familias más pobres.

El cambio de la medida de cómo se calculan los subsidios de alquiler afectaría a 4.7 millones de familias que dependen de la asistencia federal para vivienda que ofrece la Secretaría de Viviendas (HUD).

La legislación propuesta requeriría la aprobación del Congreso.

“Hay un imperativo ineludible que impulsa este esfuerzo de reforma”, dijo Carson durante una llamada telefónica con reporteros.

“El sistema actual no está funcionando muy bien. Hacer nada no es una opción”, agregó el funcionario.

RENTA MÍNIMA MÁXIMA

Los inquilinos generalmente dedican el 30% de sus ingresos a la renta o una renta mínima de la agencia de vivienda pública, que tiene un tope de $50 por mes para las familias más pobres.

La propuesta del gobierno establece que la contribución mensual de la renta familiar sea del 35% de los ingresos brutos, o el 35% de sus ganancias si trabaja 15 horas a la semana con el salario mínimo federal.

Además, el límite máximo para las familias más pobres ascendería a alrededor de $150 por mes, tres veces más que el mínimo actual.

Alrededor de 712 mil familias verían un aumento de sus alquileres al nuevo mínimo mensual de $150, dijeron  funcionarios de HUD.

Los alquileres serían evaluados cada tres años en lugar de anualmente. De acuerdo con una declaración de HUD, los aumentos en el alquiler no afectarán a los ancianos o discapacitados.