Decreto de Trump no reúne a familias que ya fueron separadas

Decreto de Trump no reúne a familias que ya fueron separadas

La orden ejecutiva firmada por el presidente no significa buenas noticias para los miles de niños que ya fueron arrancados de sus familias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revirtió su posición este miércoles tras días de insistir en una política que terminó separando familias de inmigrantes indocumentados en la frontera, al firmar un decreto que mantendrá juntos a los grupos familiares que intenten cruzar de manera ilegal.

El recurso también busca más autoridad para detener a esas familias en conjunto, hasta que finalicen sus procedimientos de inmigración. Ese proceso empezará de inmediato y es probable que enfrente rápidos desafíos legales, aunque el decreto sí reconoce que la ley actual podría llegar a restringir sus alcances.

LEE: Trump firma orden ejecutiva para mantener unidas a las familias

Sin embargo, no contempla nuevos procedimientos para los niños que ya están bajo custodia del gobierno, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés).

El decreto no cambió absolutamente nada en términos de reunir a las familias que fueron apartadas previamente, según explicó Kenneth Wolfe, portavoz del HHS.

El recurso no se dirige a ninguna familia ya separada. Además, las políticas existentes dejan en los padres la responsabilidad de encontrar a sus hijos bajo custodia del HHS y de intentar reencontrarse con ellos.

“Para los menores que actualmente están en el programa de niños extranjeros no acompañados, el proceso de patrocinio continuará como de costumbre”, indicó Wolfe en un comunicado.

LEE: 4 preguntas sobre la orden de Trump para mantener las familias unidas

El decreto firmado hoy por Trump es una retractación ante el argumento de días anteriores sobre que el gobierno no tenía una alternativa diferente a separar a las familias, debido a su decisión de enjuiciar con cargos penales a todos los adultos que cruzaran ilegalmente la frontera y, por lo tanto, dejarlos en manos del Departamento de Justicia y lejos de sus hijos.

El documento establece que es política del gobierno “mantener la unidad familiar”. Se trata de una nueva posición por parte de la administración, que estuvo defendiendo la separación de familias y culpando a los mismos inmigrantes por arriesgarse a que los pudieran apartar de sus hijos al cruzar la frontera de manera ilegal. El gobierno venía insistiendo en que tenía las manos atadas frente a este hecho.

LEE: Presionan a gobierno mexicano para responderle a Trump

Aunque el Departamento de Justicia continuará enjuiciando en una corte federal a los adultos que pasen la frontera ilegalmente, aclaró el decreto, Trump pide que las familias se alojen juntas “de manera apropiada y consistente con la ley y los recursos disponibles”.

No quedó inmediatamente claro si las precauciones aún resultarían en un número sustancial de separaciones.

En un giro drástico, los adultos arrestados no serán entregados al Departamento de Justicia cuando enfrenten los cargos penales.

En su lugar, permanecerán detenidos con sus hijos detenidos en el Departamento de Seguridad Nacional, y ese también es un cambio que el gobierno señaló previamente no podía hacer.

El decreto mantiene una excepción si el niño está en riesgo o existe una preocupación sobre su bienestar, aunque también señaló que las familias serán detenidas “en la medida en que lo permita la ley y sujeto a la disponibilidad de asignaciones”, algo que también queda por resolver.

*Con información de CNN