“Es una cárcel”, dice Kamala Harris tras visitar a centros de detención

“Es una cárcel”, dice Kamala Harris tras visitar a centros de detención

La senadora demócrata visitó a las madres que han sido separadas de sus hijos durante la política federal de “cero tolerancia”.

La senadora demócrata de Estados Unidos, Kamala Harris, recorrió este viernes el Centro de Inmigración y Detención en la Mesa de Otay, en la frontera de California con México, donde visitó a las madres migrantes que han sido separadas de sus hijos.

Al salir del Centro, la representante demócrata de California comentó ante las cámaras de medios que lo que visito “es una cárcel; lo que vi es una cárcel”.

Calificó la separación de familias en la frontera por parte de autoridades federales como “un crimen” contra la humanidad cometida por el gobierno de los Estados Unidos”.

LEE: Kamala Harris derrota a Loretta Sánchez en California

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el miércoles destinada a terminar con la separación de familias en la frontera, pero no incluye ningún recurso para las miles de familias que ya fueron afectadas por la política “cero tolerancia” que fue aplicada los últimos meses.

Después de su recorrido este viernes, Harris dijo que las mujeres hondureñas y salvadoreñas dentro de las instalaciones de Otay Mesa estaban “completamente desesperadas” por haber sido detenidas sin sus niños en lo que ella consideró como un “típico esquema de prisión”.

La senadora ha sido una voz crítica y de oposición abierta contra la administración de Donald Trump; y exigió la reunificación inmediata de las familias que ya han sido separadas.

“Este es el punto principal en lo que a mí respecta: esta pelea, para nosotros, es sobre el amor al país.”, comentó Harris.

“No dejaré que nadie se lleve nuestra bandera. Esta es nuestra bandera. Esto es sobre el patriotismo. Esta es una pelea nacida de saber quiénes somos y luchar por los ideales de nuestro país, y eso es lo que vamos a seguir haciendo”.

LEE: ¿Qué pasa con los niños inmigrantes arrancados de sus padres?

Varios cientos de manifestantes asistieron a una protesta frente al centro de detención, junto con representantes de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU) de San Diego y condades imperiales, así como grupos defensores de derechos de inmigrantes.

Harris, miembro del Comité Judicial y Seguridad Nacional, y del Comité de Asuntos gubernamentales, pidió también la renuncia de la Secretaria de Seguridad Internal, Kirstjen Nielsen, quien en las últimas semanas se ha convertido en el rostro de las políticas de detención de “cero tolerancia” de la administración de Trump.

“Bajo su vigilancia, nuestro gobierno ha cometido abusos de derechos humanos al separar familias a lo largo de la frontera del sur. Y ella ha fallado en ser responsable y transparente con el pueblo estadounidense”, mencionó Harris a través de un Tuit esta semana.