ABOGADO DE TRUMP

Considera Trump que haber sido grabado por su abogado es ilegal

¡La buena noticia es que su presidente favorito no hizo nada malo!”, aseguró el mandatario con los peores índices de aprobación

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió la mañana de este sábado contra su exabogado personal Michael Cohen y calificó erróneamente el allanamiento que el gobierno hizo en abril a la casa y oficina de este.

Esto ocurre un día después de que se reportara que Cohen grabó una conversación con Trump sobre una exmodelo de Playboy que afirma que el mandatario tuvo una aventura con ella.

LEE: Grabación secreta capta a Trump y Cohen hablando de pagos a “Conejita”

Inconcebible que el gobierno irrumpiera en la oficina de un abogado (temprano por la mañana) – casi inaudito”, escribió Trump en Twitter el sábado. “Aún más inconcebible que un abogado grabara a su cliente – totalmente inaudito y tal vez ilegal. ¡La buena noticia es que su presidente favorito no hizo nada malo!”.

El FBI tiene en su poder una grabación del presidente Trump y su exabogado Cohen, en la que los dos discuten –antes de las elecciones– el pago a la exmodelo de Playboy Karen McDougal, quien afirmó haber tenido un romance con Trump. Así lo revelaron a CNN este viernes Rudy Giuliani, ahora asesor legal del mandatario, y una fuente cercana al asunto.

Cohen también tenía otras grabaciones del presidente en sus registros, los mismos que fueron incautados por el FBI, según dijeron las dos fuentes.

La grabación acerca de McDougal estaba entre los documentos y materiales incautados durante el allanamiento que hizo el FBI al hotel, residencia y oficina de Cohen a principios de este año, en medio de una investigación criminal contra el abogado por parte de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York. El equipo legal de Trump revisó una transcripción de la grabación y no cree que represente un problema legal para el presidente.

LEE: ‘Conejita’ de Playboy revela cómo Trump oculta sus amoríos

La divulgación de la grabación de McDougal, reportada inicialmente por el diario The New York Times, plantea nuevas preguntas sobre la magnitud que Trump y su confidente alcanzarían para evitar que acusaciones sobre relaciones extramaritales se hicieran públicas antes de la elección.

La actriz de cine para adultos Stormy Daniels demandó a Trump por el acuerdo de 130 mil dólares que Cohen le pagó en nombre de Trump, con el objetivo de que ella permaneciera callada frente al supuesto amorío que sostuvo con el entonces magnate, algo que el presidente ha negado, junto con las afirmaciones de McDougal.

La exmodelo de Playboy finalmente firmó un contrato con la compañía propietaria del tabloide National Enquirer, el cual le prohíbe hablar públicamente sobre el supuesto romance.

LEE: En redada a abogado de Trump, FBI buscó datos sobre pagos a mujeres

Giuliani señaló que Trump no sabía que estaba siendo grabado durante la discusión acerca de McDougal, que ocurrió en la oficina del entonces candidato en la Torre Trump durante septiembre de 2016. Cuando se le informó acerca del audio, Trump respondió: “No puedo creer que Michael me hiciera esto”, le indicó a CNN una fuente cercana a las grabaciones.

Parte de la investigación criminal contra Cohen, que lleva la Fiscalía, ha indagado por posibles violaciones a las leyes electorales relacionadas con los pagos hechos a mujeres que señalaron haber sostenido encuentros sexuales con Trump. Cohen no ha sido acusado de ningún delito.

*Con información de CNN