niña llora en frontera

Gobierno de Trump separó de sus padres a miles más de niños migrantes

Un informe del HHS revela que los niños fueron arrancados de sus padres después de que Trump detuvo la separación de familias.

(Política Ya).- Miles más de niños migrantes fueron arrancados de sus padres en la frontera bajo el gobierno del presidente Donald Trump de lo que se había sido reportado inicialmente, según un informe divulgado este jueves por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

LEE TAMBIÉN: REFUGIO PODRÍA ENFRENTAR CARGOS POR MALTRATO A NIÑOS MIGRANTES

niña llora en frontera
John Moore/Getty Images

Sin embargo, el sistema de seguimiento federal ha sido tan deficiente que se desconoce si esos niños migrantes fueron reunificados con sus familias.

El reporte del inspector general del HHS indica que los niños separados incluyen 118 tomados entre julio y principios de noviembre, después de que el gobierno dijo que había congelado su política de Cero Tolerancia en la frontera que condujo a la separación de las familias.

El informe calcula que miles de jóvenes más fueron puestos bajo custodia del gobierno desde el inicio de la administración de Trump y hasta el verano pasado.

Cuando los funcionarios de control de inmigración transfirieron a esos jóvenes a la custodia del HHS, dijeron que la razón principal era que sus padres tenían antecedentes penales.

Pero la información sobre los antecedentes penales de los padres a menudo era tan incompleta que no está claro si las separaciones estaban justificadas o si los niños pudieron ser devueltos a sus familias de manera segura, según el informe.

POLÍTICA DEL GOBIERNO

De acuerdo al reporte, la administración Trump había empezado a secuestrar niños migrantes en la frontera meses antes de anunciar la primavera pasada su política de Cero Tolerancia que mandaba que los niños fueron separados para procesar penalmente a sus padres.

El informe dice además que un gran número de niños separados fueron liberados de la custodia antes de la orden judicial de junio pasado que requería que los funcionarios federales devolvieran a sus padres unos 2,500 niños separados y presentaran actualizaciones periódicas sobre su estado a un juez federal.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de inmigración dicen que su principal razón para transferir a los jóvenes a la custodia del HHS es que sus padres tenían antecedentes penales.

Sin embargo, la información sobre los antecedentes penales de los padres a menudo era tan incompleta, según el informe, que no está claro si las separaciones estaban justificadas o si los niños podían ser devueltos a sus padres de forma segura.

El reporte de 24 páginas es el primero de una serie de “informes breves” que la oficina del inspector general planea este año para arrojar luz sobre el sistema de atención del gobierno para los niños migrantes no acompañados, la mayoría de los cuales ingresan al país a través de la frontera sur.

El informe también se centra en el alojamiento de los niños migrantes que ya se encuentran en Estados Unidos en una red de instalaciones administradas por contratistas y dispersas por todo el país.

Los llamados “refugios” que en realidad son centros de detención,  sirven como estaciones de paso para los jóvenes, mientras que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que forma parte de la Administración de Niños y Familias de HHS, busca posibles patrocinadores para albergarlos y cuidarlos mientras esperan las audiencias de inmigración.

LEE TAMBIÉN: NIELSEN NO SABE CUÁNTOS NIÑOS MIGRANTES HAN MUERTO EN MANOS DEL DHS

 

Inmigración, Niños Migrantes, Video