Gobierno de Trump recopila datos de inmigrantes para dárselos al Censo

Gobierno de Trump recopila datos de inmigrantes para dárselos al Censo

El DHS proporcionará a la Oficina del Censo una amplia gama de datos personales sobre no ciudadanos, incluyendo el estatus migratorio.

(POLÍTICA YA). –  Dos jueces federales han determinado que es inconstitucional que en el Censo de 2020 se pregunte si las personas son ciudadanos de Estados Unidos, pero desde ya la Oficina del Censo está buscando silenciosamente la información completa sobre el estatus de millones de inmigrantes.

LEE TAMBIÉN: SEGUNDO JUEZ RECHAZA PREGUNTA DE CIUDADANÍA EN CENSO 2020

MGN

Un año antes del censo nacional, el gobierno elabora un plan para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) le proporcione a la Oficina del Censo una amplia gama de datos personales sobre no ciudadanos, incluido su estatus migratorio, reveló este viernes la agencia de noticias de Prensa Asociada (AP).

El plan todavía está pendiente de ser aprobado entre las dos agencias gubernamentales. Pero las negociaciones fueron iniciadas al menos en enero, el mismo mes en que un juez federal en Nueva York impidió que la administración agregara la pregunta de ciudadanía a la encuesta nacional de cada 10 años.

Está previsto que la Corte Suprema celebre una audiencia sobre el fallo de Nueva York el 23 de abril, pero un segundo juez, esta vez en California, también bloqueó la medida.

La información que el DHS compartiría incluiría los nombres completos y las direcciones de los no ciudadanos, las fechas y lugares de nacimiento, así como los números de Seguro Social y los números de registro de extranjeros altamente sensibles, según un documento firmado por la Oficina del Censo y obtenido por AP .

Esa voluminosa entrega de datos no tendría precedentes y le daría a la Oficina del Censo una visión del estatus de ciudadanía de los inmigrantes que es aún más precisa que lo que se puede recopilar en las encuestas de puerta a puerta.

PREGUNTAS SIN RESPUESTAS

La controvertida pregunta es : “¿Es esta persona un ciudadano de Estados Unidos?”.

Pero tras esta nueva revelación, la pregunta clave es: ¿Qué piensa hacer el gobierno con esos datos?

El gobierno de Trump  argumenta que la pregunta ayudará al Departamento de Justicia (DOJ) hacer cumplir mejor las disposiciones de la Ley del Derecho al Voto que protege a las minorías raciales y lingüísticas contra la discriminación.

Pero docenas de estados, ciudades y otros grupos que han demandado a la administración por la pregunta les preocupa que esto conduzca a un conteo insuficiente de latinos y otras comunidades de color.

Eso dañaría la precisión de los nuevos recuentos de población que juegan un papel en la determinación de cuántos escaños en el Congreso y los votos de los colegios electorales, así como la cantidad de fondos federales que recibe cada estado después del censo de 2020.

LEE TAMBIÉN: GOBIERNO PREGUNTARÁ SOBRE CIUDADANÍA EN CENSO POR “MALA FE”, DICE JUEZ

Nacional, Censo 2020