Phil Bryant, gobernador de MS

Mississippi prohíbe el aborto después de las 6 semanas de embarazo

 El gobernador de Mississippi, Phil Bryant, ha promulgado una de las leyes de restricción de aborto más estrictas de Estados Unidos, la cual hará el proceso de realizarse este procedimiento, mucho más difícil para las mujeres que se encuentran en este estado, en donde además solo una clínica sigue en operación.

LEE: Georgia y Tennessee aprueban ley que prohíbe el aborto si se detecta latido del feto

La ley, que entrará en vigor el próximo julio, prohíbe realizar abortos luego de que el doctor pueda detectar el latido del feto en un ultrasonido, a menos de que la salud de la madre esté en peligro extremo. Los latidos pueden ser escuchados luego de tan solo 6 semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres siquiera sepan que están embarazadas.

Estas nuevas restricciones en Mississippi, son parte de un esfuerzo nacional por parte de algunos miembros del partido republicano, para limitar el aborto en vista de una Suprema Corte cada vez más conservadora. Tan solo durante este año, al menos 11 estados han implementado estas “leyes de latido”, incluyendo algunos de los más poblados como Texas, Florida, Georgia, Ohio y Missouri.

La semana pasada el gobernador de Kentucky, firmó una medida similar, sin embargo un juez federal la bloqueó rápidamente, al cuestionar su constitucionalidad. Lo mismo pasó en enero de este año en Iowa, cuando una corte del estado detuvo una ley parecida de 2018.

LEE: Corte Suprema bloquea ley de Luisiana sobre el aborto

“Esta es una de las prohibiciones de aborto más restrictivas que han sido convertidas en ley, y llevaremos a Mississippi a la corte para asegurarnos que nunca entre en efecto”, aseguró Hillary Schneller, una abogada del Centro por los Derechos Reproductivos de Nueva York.

Tanto Schneller, como la Unión Americana de Libertades Civiles y el grupo de derechos de aborto NARAL, han acusado a la ley de inconstitucional y recordaron otra prohibición similar de Mississippi, que recientemente buscaba restringir el aborto luego de las 15 semanas y que, así como en otros estados, fue descartada por un juez federal.  “Los legisladores no entendieron el mensaje,” aseguró Schneller. “Están determinados a robarle el derecho al aborto a la gente de Mississippi.”

LEE: Aprueban medidas para proteger el acceso al aborto en Nueva York

“Responderemos al buen Señor un día. En esta instancia diré, “peleé por la vida de bebés inocentes, incluso bajo la amenaza de acción legal.”, escribió el gobernador en respuesta a un tweet del Centro para los Derechos Reproductivos, el cual asegura que “el término ‘ley de latido’ es un manipulativo nombre equivocado. Estas leyes en realidad roban a las mujeres de su elección de practicarse un #aborto antes de que siquiera sepan que están embarazadas. Demandaremos a Mississippi si @PhilBryantMS promulgue la SB 2116.”

En Mississippi menos del 14% de los legisladores son mujeres, convirtiéndose en la casa del estado más dominada por hombres. Esta ley fue aprobada por 99 hombres y 11 mujeres; con tan solo una republicana, Missy McGee, votando en contra de ella. “No puedo apoyar una legislación que toma decisiones tan duras y finales por otras mujeres”, dijo McGee, quien se considera ‘pro-vida’.

Esto resulta una preocupación para las organizaciones a favor de los derechos reproductivos, las cuales aseguran que este es un ataque más a la autonomía del cuerpo de las mujeres. Especialmente considerando que en Mississippi, el gobierno ya pone otras trabas que a propósito retrasan el proceso de realizarse un aborto, como esperar al menos 24 horas para hacerse el procedimiento, asistir a terapia controlada por el estado o realizarse un ultrasonido innecesario. “En resumen, ya es casi imposible realizarse un aborto en Mississippi”, aseguró Kelly Krause del Centro por los Derechos Reproductivos. 

Noticias, Aborto, Gobierno