Niño migrante de 10 años fue drogado y asaltado, dice demanda

Niño migrante de 10 años fue drogado y asaltado, dice demanda

Tras ser separado a la fuerza de su padre en la frontera, el niño guatemalteco habría sufrido horrores.

(POLÍTICA YA). – Un padre guatemalteco demandó a dos instituciones que albergan a niños migrantes porque su hijo de 10 años fue supuestamente obligado a tomar drogas psicotrópicas y asaltado sexualmente mientras permaneció detenido bajo su custodia.

LEE TAMBIÉN: CBP DETUVO POR MÁS DE 30 HORAS A NIÑA DE 9 AÑOS CIUDADANA DE EE.UU.

ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images

El padre y el hijo, identificados en la demanda como J.E.B. y F.C.B respectivamente, afirman que fueron separados por la fuerza en la frontera de Estados Unidos con México en febrero de 2018.

A partir de entonces, F.C.B primero fue enviado a un “refugio” para niños migrantes administrado por Southwest Key en Arizona, y luego fue transferido al Centro de Tratamiento Shiloh en Manvel, Texas.

La demanda alega que ambas instalaciones “actuaron de manera fraudulenta, con malicia y total negligencia” y que el personal de ambas instalaciones agredió físicamente a F.C.B.

Además, los demandantes aseguran que en el centro de Texas al niño “se le administraron drogas psicotrópicas poderosas sin el consentimiento de los padres”.

También afirman que el niño fue agredido sexualmente por otro niño detenido durante las últimas semanas de su detención en Shiloh.

LEE TAMBIÉN: MILES DE NIÑOS MIGRANTES FUERON VÍCTIMAS DE ABUSO SEXUAL, DICE INFORME

REPARACIÓN DEL DOLOR

Tanto el niño como su padre fueron deportados el año pasado, según la demanda, que busca una reparación por los gastos médicos, el dolor y la angustia emocional que supuestamente sufrieron.

Las instalaciones de Southwest Key y el Centro de Tratamiento Shiloh son parte de una red de más de 100 centros de detención, llamados “refugios” en 17 estados donde niños migrantes no acompañados son mantenidos detenidos bajo la custodia del gobierno de EE.UU.

La demanda no nombra a ningún funcionario o agencia federal como acusados, pero sí alega que el padre y el hijo fueron separados “en circunstancias inhumanas, crueles y escandalosas”.

Evelyn Stauffer, portavoz de la Administración para Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), rehusó hacer comentarios a la cadena CNN.

“No hacemos comentarios sobre litigios pendientes o casos individuales por cuestiones de privacidad”, dijo Stauffer en un correo electrónico.

LEE TAMBIÉN: DENUNCIAN FALTA DE ATENCIÓN MÉDICA Y OTRAS NEGLIGENCIAS A BEBÉS QUE ESTÁN EN CENTRO DE ICE

Un portavoz de Southwest Key también declinó comentar sobre estas acusaciones específicas.

“Somos un proveedor regulado por el gobierno federal y con licencia estatal de servicios de refugio para menores no acompañados. No somos un centro de detención y la oposición de nuestra organización a la separación de familias en la frontera nunca ha flaqueado. Fue una política que perjudicó a los niños, padres y a nuestras comunidades”, dijo el portavoz de Southwest Key, Neil Nowlin.

“A partir de los alegatos, parece que ninguna de las acusaciones graves hechas en esta demanda ocurrieron en nuestro refugio, por lo que no podemos comentar sobre ellas”.

CNN no se pudo contactar de inmediato a un representante del Centro de Tratamiento Shiloh para que hiciera un comentario al respecto.

Inmigración, Niños Migrantes