Hermana de Trump renuncia a su cargo en medio de investigación de fraude

Hermana de Trump renuncia a su cargo en medio de investigación de fraude

Se alega que los Trump realizaron una empresa fantasma para evitar los impuestos de donaciones y herencias de las bienes raíces que les dejó su padre

La hermana del presidente Donald Trump se retiró de su cargó como jueza de la corte federal. Esto deja de manera prematura una investigación sobre si ella rompió las reglas al tomar parte de un presunto esquema de fraude fiscal con el primer mandatario.

Maryanne Trump Barry de 82 años, presentó sus documentos de jubilación en febrero, 10 días después de que un funcionario de la corte notificara a cuatro denunciantes en el caso que estaba tomando una gran atención de un consejo de conducta judicial, reportó The Independent.

Las quejas presentadas en octubre pasado provinieron de una investigación del New York Times que descubrió detalles de un supuesto plan cometido por el Sr. Trump y sus hermanos para evitar impuestos de manera fraudulenta a lo largo de varias décadas.

Donald Trump: Apuntar armas a migrantes es ‘muy efectivo’

El incidente hizo que, según los informes, los Trump evitaran los impuestos sobre donaciones y herencias sobre el dinero que se les pasó del imperio de bienes raíces de su padre, Fred Trump. Al parecer, hicieron esto al establecer una compañía fantasma, de la cual la jueza Barry era copropietaria, de la cual extrajo el dinero del negocio de su padre marcando compras ya realizadas por sus empleados, agregó The Independent.

Maryanne dejó de escuchar casos poco después de la inauguración de su hermano en 2017, y hasta febrero fue catalogada como una jueza senior inactiva. Ella nunca reveló públicamente la razón detrás de su decisión. Su estado como jueza inactiva significaba que ella mantenía su salario y aún estaba sujeta a realizar investigaciones, pero al anunciar su retiro a más tardar un mes, forzó el fin de la investigación.

Según el Times, a las personas que presentaron las quejas se les informó que el caso se había retirado sin llegar a ninguna conclusión.

LEE: ¿Está Donald Trump perdiendo la razón?

Scott Shuchart, un abogado que trabajó anteriormente para el gobierno de Obama, dijo que presentó una de las quejas contra la jueza Barry como un miembro preocupado de la profesión legal.

Él le dijo al periódico que era “irritante” que ella pudiera escapar de una investigación por mala conducta, mientras continuaba recibiendo una pensión estatal, que probablemente esté cerca de los $200 mil al año.

El año pasado, la Casa Blanca rechazó las reclamaciones sobre el presunto fraude fiscal de Trump, aunque se ordenó a las autoridades fiscales de la ciudad de Nueva York que iniciarann una investigación sobre las denuncias.

Trump calificó las afirmaciones de “muy antiguas” y “aburridas”.

 

 

Noticias, Donald Trump