niños inmigrantes

Padre e hijo se reúnen un año después de ser separados en la frontera

Al no saber inglés, José Alvizures firmó su propia orden de deportación y tuvo que volver a Guatemala mientras su hijo Ervin permaneció en EE.UU.

A un año del anuncio de la política migratoria de “cero tolerancia” de la administración Trump, se desconoce el número exacto de familias que fueron separadas en la frontera.

A pesar de la situación incierta para miles o incluso millones de inmigrantes, uno de los casos se resolvió con un final feliz, y un hombre y su pequeño hijo están juntos de nuevo tras estar separados por casi un año.

CBS News contó esta semana la historia de José Alvizures, quien regresó el viernes a Estados Unidos tras 324 días de no ver a Ervin, su hijo de 10 años.

LEE: Gobierno volverá a enviar a México a migrantes que buscan asilo

Alvizures fue deportado a Guatemala en mayo pasado, luego de que él y su heredero cruzaran ilegalmente la frontera debido a constantes amenazas de muerte por parte de pandillas en su ciudad natal.

Cuando fue detenido, relató a CBS News, se le acercó un oficial, quien le entregó cinco hojas y le ordenó firmarlas. Alvizures no sabía qué era lo que estaba firmando ya que no habla inglés; terminó siendo su propia orden de deportación.

El padre fue enviado de vuelta a Guatemala mientras que el menor pasó a estar bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

LEE: Tras ser deportado, esposo de soldado muerta en combate regresa a EE.UU.

José solo alcanzó a abrazar a su hijo y pedirle que se cuidara mucho. El menor permaneció bajo tutela del gobierno por cinco meses y luego fue enviado con un tío en Arkansas.

El reencuentro entre padre e hijo se pudo lograr este fin de semana gracias a la ayuda de “Al Otro Lado”, una organización sin fines de lucro que se encarga de su caso de asilo.

Ervin, quien no se cree haya sido maltratado durante su tiempo bajo custodia de ICE, ya está de nuevo junto a su padre y en espera de su siguiente audiencia en el caso de asilo.

LEE: Republicanos creen que tienen el apoyo de la población hispana para 2020

Este martes, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) aseguró que presionará al gobierno para que acelere el proceso de identificar y reunificar a las familias que fueron separadas en la frontera.

“Podría haber miles más separados. Increíblemente, el gobierno ha pedido dos años solo para identificar a estos miles de familias nuevas”, lamentó Lee Gelernt, de la ACLU.

Inmigración, Separación de Familias