centro de detención

Aseguran que centros de detención para migrantes están casi vacíos

ICE explica que la razón es porque cuentan con recursos “limitados” para el transporte de los migrantes, así como un presupuesto restringido

Mientras el presidente Donald Trump y su gobierno aseguran que se vive una crisis migratoria en la frontera, los números de sus centros de detención para inmigrantes parecen revelar otra verdad.

De acuerdo con The Guardian, los centros de detención para familias migrantes en Estados Unidos han estado casi vacíos desde hace meses.

Por ejemplo, dos de estos centros tenían alrededor de 2 mil camas vacías la semana pasada, mientras que uno ubicado en Dilley, Texas, se encontraba al 26% de su capacidad, y uno en el condado Berks, en Pennsylvania, estaba al 19%.

VIDEO: Recorrido dentro de Centro de Detención para inmigrantes GEO

Datos como los anteriores han llevado a algunos expertos a considerar que el gobierno podría estar fabricando una crisis para justificar sus duras políticas migratorias.

“Creo que las personas que toman estas decisiones no quieren que el sistema funcione, quieren crear caos”, expresó Michelle Brané, directora del programa de derechos de los migrantes y justicia en la Comisión de Mujeres Refugiadas.

Brané atribuye la llegada de miles de migrantes a la frontera a una crisis de varios años en Centroamérica, así como a las mismas políticas migratorias de la administración Trump.

Estas medidas incluyen el limitar cuántas personas pueden solicitar asilo en puntos legales de entrada cada día, lo que causa un atraso de miles de casos en las ciudades más grandes. Estas esperas, a su vez, han llevado a algunos migrantes a cruzar de México a Estados Unidos fuera de los puntos legales de entrada, con el objetivo de que un agente fronterizo considere su solicitud de asilo.

LEE: Liberan a todos los niños migrantes de centro de detención en Texas

Por otro lado, Peter Schey, director ejecutivo del Centro para los Derechos Humanos y el Derecho Constitucional, dijo a AP que los centros de detención vacíos son parte de una “narrativa” del gobierno, que asegura que debe llevar a cabo la práctica conocida como “atrapa y suelta” porque el Congreso se rehúsa a cambiar las leyes para extender los límites para la detención de familias, así como para facilitar la deportación de solicitantes de asilo.

Son los agentes fronterizos quienes determinan si un solicitante de asilo es enviado a detención o si se le da una cita en corte con la posibilidad de esperar en Estados Unidos antes de la fecha.

LEE: Bebé de 5 meses con neumonía tras permanecer en centro de detención

Por otra parte, un vocero del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) dijo que la razón por la que los centros están vacíos es porque cuentan con recursos “limitados” para el transporte, así como un presupuesto restringido.

El portavoz de la agencia responsable de detener a inmigrantes sugirió que no tiene los recursos necesarios para trasladar a los migrantes desde diversos puntos de la frontera hasta los centros en Texas y Pennsylvania.

La agencia también se quejó de una norma que prohíbe que las familias y niños permanezcan detenidos por más de 20 días, una regla que la actual administración ha tratado de revertir desde hace más de dos años.

Inmigración, Centros de Detención