Niños migrantes separados en frontera por Patrulla Fronteriza

Patrulla Fronteriza comienza a tomar las huellas de niños migrantes

El propósito es que los niños no sean reutilizado para cruzar indocumentados haciéndose pasar por familiares.

 La Patrulla Fronteriza comenzó a tomar las huellas dactilares de algunos niños migrantes menores de 14 años debido a la creciente preocupación de que sean utilizados para nuevos cruces ilegales en la frontera.

La agencia emitió una guía para permitir el registro de huellas dactilares de los niños, que hasta el momento se está realizando caso por caso, cuando se sospecha de trata de personas.

Las autoridades de inmigración han expresado su preocupación de que los niños puedan ser explotados y traficados, ya que la cantidad de familia que cruzan ilegalmente la frontera sur ha alcanzado un número récord y sigue aumentando.

LEE: Rusia tomará huellas dactilares para dar visados a extranjeros

“En este momento, todavía nos enfrentamos a números abrumadores. Todas las herramientas que podamos obtener serán útiles para nosotros”, dijo un funcionario de la agencia.

Según los datos de Aduanas y Protección Fronteriza, se detuvo a más migrantes a lo largo de la frontera sur en marzo que en cualquier mes en más de una década.

LEE: Patrulla Fronteriza ordena liberación inmediata de familias migrantes

Las huellas dactilares de los niños pequeños se están llevando a cabo en los sectores del Valle del Río Grande y Yuma, según los funcionarios.

Antes de la nueva guía, la Patrulla Fronteriza ocasionalmente tomaba fotos de niños y recopilaba información adicional, pero no capturaba las huellas ni identificaba a los migrantes menores de 14 años, dijo el funcionario.

Desde una perspectiva técnica, la razón por la que no tomaban las huellas dactilares de los niños es “porque sus huellas dactilares no se solidifican hasta ese momento”.

La región de la Patrulla Fronteriza de Yuma comenzó a ejecutar un programa de prueba hace varios meses para detectar huellas digitales de ciertos jóvenes, con el fin de combatir el problema de familias fraudulentas que se encuentran en la frontera, según el agente Jose J. Garibay III, en la oficina de asuntos públicos del Sector Yuma.

LEE: Gobierno pedirá huellas a padres que reclaman a niños inmigrantes

El programa, que fue concebido a nivel local e implementado con la orientación de la sede, comenzó porque los agentes en la región estaban identificando una “gran cantidad” de fraude familiar.

Según Garibay, el sector de Yuma ha descubierto 600 familias fraudulentas desde el inicio del año fiscal, que van desde un niño que está siendo traficado o un niño con familiares no inmediatos, como un primo.

Inmigración, Niños Migrantes