Doctores podrán usar sus creencias religiosas para negar acceso médico

Doctores podrán usar sus creencias religiosas para negar acceso médico

La administración de Trump anunció el pasado jueves 2 de mayo, un fallo que permitirá que trabajadores de salud se nieguen a realizar o asistir en ciertos procedimientos médicos, como aborto, suicidio asistido o cirugía de reasignación de sexo; si creen que estos violan su “conciencia” o creencias religiosas.

LEE: Mississippi prohíbe el aborto después de las 6 semanas de embarazo

El fallo, que entrará en efecto en 60 días, aplica para instituciones del cuidado de la salud que reciban fondos federales. Esta decisión repele la protección a la discriminación emitida en la administración de Obama, la cual fue definida como “inadecuada” por el Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HSS) bajo el liderazgo de Trump.

Esta decisión permite a instituciones, individuos y otras entidades de cuidado de la salud, que se nieguen a proveer, participar, pagar, proporcionar cobertura o referir a servicios como el aborto, la esterilización, el suicidio asistido, terapia hormonal, histerectomías, orquiectomías y otros servicios relacionados con las personas transgénero.

La propuesta fue presentada por primera vez en enero de 2018, junto con la nueva División de Libertad Religiosa y de Conciencia del HHS, creada bajo la administración de Trump. Esta división fue creada específicamente para monitorear y responder a quejas relacionadas con la propuesta. Fue con esa información que realizaron la versión final denominada  “Protección de los Derechos Legales de Conciencia en la Atención Médica”.

LEE: Personas transgénero ya no podrán servir en el ejército de EE.UU.

Actualmente si un médico o trabajador de la salud se rehúsa a realizar cualquiera de estos procedimientos, puede ser denunciado al HHS y perder su trabajo, bajo la acusación de discriminación. Después del fallo estos pueden negarle acceso a quien quieran, sin miedo a las represalias.

Activistas LGBT y de derechos reproductivos, aseguran que este nuevo fallo hará más difícil que las personas que buscan realizarse abortos o cirugías de reasignación de sexo, puedan obtener atención médica. Esto es especialmente preocupante en las áreas rurales o de bajos recursos, donde las leyes antiaborto ya hacer que acceder al servicio sea difícil.

Al preguntarle qué se supone que deben hacer los pacientes a los que se les negó el acceso a procedimientos médicos, el director del HHS Roger Saverino, se rehusó a contestar y cambió el tema diciendo que “los pacientes quieren doctores que tengan sus mismos principios”.

LEE: Georgia y Tennessee aprueban ley que prohíbe el aborto si se detecta latido del feto

Noticias, Aborto, Donald Trump