Plan de USCIS elimina los beneficios como prueba de bajos ingresos

Plan de USCIS elimina los beneficios como prueba de bajos ingresos

Solicitudes de inmigración gratuitas serán más difíciles de conseguir bajo nuevo plan del gobierno federal.

(POLÍTICA YA). –  Un nuevo plan del gobierno del presidente Donald Trump podría dificultar aún más que los inmigrantes puedan solicitar ser exonerados de pagar las tarifas cuando desean convertirse en residentes permanentes o ciudadanos de Estados Unidos.

LEE TAMBIÉN: 24 MILLONES DE PERSONAS SERÍAN AFECTADAS POR NORMA DE “CARGA PÚBLICA”

Bajo la nueva propuesta, beneficios como los cupones de alimentos o Medicaid ya no serán admitidos como prueba de que se califica para la exención de cuotas en las solicitudes de inmigración.

Pero la agencia de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) todavía ofrecería eximir los aranceles para inmigrantes que puedan demostrar a través de otros documentos que sus ingresos son muy bajos o que enfrentan dificultades financieras.

Actualmente, la solicitud para la ciudadanía cuesta $725, mientras que la de la residencia, o “Green Card”, es de $1,225.

El lunes es la fecha límite para comentarios públicos sobre la nueva propuesta de USCIS.

VERIFICACIÓN DE LIMITACIONES

La agencia no cobra tarifas para las solicitudes de los inmigrantes que están inscritos en programas de verificación de recursos administrados por los estados, o que pueden demostrar a través de otros documentos que tienen ingresos muy bajos o que tienen dificultades económicas.

LEE TAMBIÉN: CASA BLANCA PLANEA RESTRICCIONES PARA VIAJAR A EE.UU. A VARIOS PAÍSES

USCIS argumenta que el “recibo de beneficios por medios comprobados” es injusto y debe eliminarse, porque los diferentes estados utilizan diferentes niveles de ingresos para otorgar cupones de alimentos y otros programas financiados por el gobierno federal.

“En consecuencia, se puede otorgar una exención de cuotas para una persona que tenga un cierto nivel de ingresos en un estado, pero que se deniegue para una persona con esos mismos ingresos que vive en otro estado”, dice el aviso de USCIS en el Registro Federal.

Defensores de los derechos de los inmigrantes calificaron de injusta la medida porque complicaría aún más el proceso de solicitar una aplicación gratuita.

“Esta propuesta tiene el potencial de real y seriamente afectar a nuestros clientes, y de limitar su capacidad para presentar sus solicitudes”, dijo a Capital Public Radio Alyssa Simpson, abogada supervisora de Catholic Charities of the East Bay, organización que ayuda a unos 1,600 inmigrantes de bajos ingresos por año a solicitar la ciudadanía y otras visas.

“Va a ser un proceso más largo y prolongado”, agregó Simpson. “Es el tipo de cosas que harán que las personas tengan que buscar abogados o agencias comunitarias cuando, en el pasado, podrían haber podido presentar sus solicitudes por su cuenta”.

 

 

Inmigración, USCIS