Gobierno de Trump busca desalojar a inmigrantes de viviendas públicas

Gobierno de Trump busca desalojar a inmigrantes de viviendas públicas

Una nueva regla quitaría la asistencia federal a la vivienda para personas que no tienen documentos.

(POLÍTICA YA). – Más de 55 mil niños que son ciudadanos de Estados Unidos o residentes legales podrían terminar en la calle, si el gobierno del presidente Donald Trump implementa una nueva propuesta para limitar el acceso a la asistencia de vivienda pública para los inmigrantes.

LEE TAMBIÉN: TRUMP BUSCA DATOS DE INMIGRANTES QUE SE QUEDAN CON VISAS VENCIDAS

La regla, propuesta por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), exige que todas las personas que buscan asistencia pública para la vivienda estén sujetas a la verificación de su estatus migratorio.

Pero solo serán elegibles para recibir la ayuda federal para sus casas, aquellas familias en las que cada uno de sus miembros es ciudadano de EE.UU. o residente legal.

Además de los 55 mil niños, eso dejaría fuera además a aproximadamente 76 mil personas que viven principalmente en los estados de California, Texas y Nueva York.

Cerca de 25 mil hogares, que representan alrededor de 108,000 personas, viven actualmente en viviendas subsidiadas por el gobierno federal con al menos una persona que no sería elegible bajo la nueva regla.

DISUACIÓN

Actualmente, las familias donde al menos una persona es ciudadana o tiene la Green Card pueden obtener asistencia federal, incluso si otros miembros de la familia tienen documentos migratorios.

LEE TAMBIÉN: GOBIERNO DE TRUMP DESEA DEPORTAR RESIDENTES LEGALES QUE USAN BENEFICIOS

Si llega a implementar la nueva regla, HUD haría un uso ampliado del Programa de Verificación Sistemática de Extranjería para los Derechos, conocido como SAVE, administrado por el Departamento de Seguridad Nacional, DHS.

SAVE está destinado a ayudar a las agencias federales y locales a verificar rápidamente el estado de inmigración y ciudadanía de una persona, y determinar si las personas son elegibles para los beneficios públicos.

Aparentemente, el gobierno calcula que con esta regla, podría disuadir a la inmigración indocumentada.

“HUD espera que el temor de que la familia sea separada lleve a una rápida evacuación de la mayoría de los hogares mixtos”, dijo el análisis de la agencia.

“La falta de vivienda temporal podría surgir en un hogar si no pueden encontrar una vivienda alternativa”.

EL PRO Y EL CONTRA

Ben Carson, secretario de Vivienda, defendió la medida.

“Tenemos una larga lista de personas a las que solo podemos atender en este momento, una de cada cuatro de las personas que buscan asistencia del gobierno”, dijo Carson a la cadena de noticias FOX News.

“Así que obviamente queremos que esas personas sean atendidas. Y también queremos para acatar las leyes”, agregó.

Pero Julián Castro, quien fue secretario de Vivienda bajo el gobierno de Barack Obama y actual candidato presidencial demócrata, criticó la propuesta.

“Una vez más, la administración de Trump está utilizando a la comunidad de inmigrantes como un saco de boxeo para distraer a su base de sus propios problemas políticos”, dijo Castro.

“La conclusión es que nuestro gobierno está aterrorizando a las familias, primero con redadas de ICE, ahora con desalojos”, añadió el candidato presidencial.

Inmigración, Departamento de Vivienda