redadas

Arrestan a 141 inmigrantes en redadas en Nueva Inglaterra

Agentes de ICE utilizaron huellas dactilares tomadas después de arrestos por conducir en estado de ebriedad para dar con los ahora detenidos

Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) detuvieron a 141 inmigrantes indocumentados en Nueva Inglaterra en las últimas semanas, como parte de un operativo llamado “Operation: Secure Streets” (“operación calles seguras”).

De acuerdo con el medio regional Boston Herald, los oficiales utilizaron huellas dactilares tomadas después de arrestos por conducir en estado de ebriedad para dar con los ahora detenidos, quienes ya han comenzado a ser deportados.

En total, mil 191 inmigrantes indocumentados fueron detenidos en todo el país como parte de estas redadas.

LEE: ICE arrestó a 123 indocumentados en Nueva Jersey

“Estas personas estaban pasando desapercibidas. Conducir bajo la influencia es una peligrosa amenaza sin importar de qué país es originario el ofensor. Es un crimen aún más perturbador cuando es cometido por alguien que legalmente no tiene derecho a estar en este país”, expresó Todd Michael Lyons, director de ICE en Boston.

El funcionario explicó que la agencia cotejó las huellas digitales con la base de datos de crímenes del FBI, tras lo cual acudieron al último domicilio conocido de cada detenido con el fin de aprehenderlos.

LEE: Redada en México sorprende a cientos de inmigrantes de nueva caravana

Lyons, sin embargo, lamentó que algunos de los capturados recibieran cargos menores a los esperados, como conducción imprudente o con una licencia no válida, y posteriormente salieran libres.

“Vimos a un gran número de personas a las que les redujeron los cargos. Es frustrante. Está pasando en toda Nueva Inglaterra”, reprochó el funcionario, quien asegura que ciertos jueces y fiscales están ayudando a los inmigrantes indocumentados a evitar la deportación.

Verificando: ¿Son los inmigrantes una carga pública?

Entre los detenidos en el operativo se encuentra un keniano con cargos pendientes por violación, robo y estrangulación y un hondureño acusado de vender cocaína, así como un salvadoreño, quien ya había sido deportado, acusado de falsificación, agredir a un policía y de ayudar a un reo a escapar.

Inmigración, ICE, Redadas