cbp

Centro de detención para migrantes en TX cierra por brote de influenza

  El principal centro de detención de migrantes en McAllen, Texas; cerró temporalmente sus puertas luego de que oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), identificaron un brote de influenza en sus instalaciones.

LEE: Agente de Border Patrol llamó a migrantes “salvajes” e “infrahumanos”

De acuerdo con un anuncio de la dependencia realizado en la noche del martes 21 de mayo, un “gran número” de migrantes comenzaron a mostrar síntomas de influenza, un día después de que un adolescente detenido murió tras ser diagnosticado con esta enfermedad.

El CBP declaró que para evitar el esparcimiento de la enfermedad en el Centro de Procesamiento Central, el Sector del Valle del Río Grande tuvo que suspender temporalmente sus operaciones. “Los individuos aprehendidos en el Sector RGV serán detenidos en otras locaciones hasta que esta situación se resuelva”, aseguró la agencia.

El personal médico del centro identificó que algunos migrantes que se encontraban en custodia presentaban altas temperaturas y síntomas relacionados con la influencia. Hasta el momento no se ha establecido cuántos han sido afectados ni sus edades, pero la agencia aseguró que estos están recibiendo tratamiento.

Este centro de procesamiento, un edificio similar a una bodega en la que los migrantes duermen sobre tapetes detrás de una cerca, es uno de los más ocupados de la frontera de México con Estados Unidos.

La emergencia médica llega en medio de problemas relacionados con la sobrepoblación de detenidos en estas facilidades al sur de Texas y el escrutinio del público con respecto a sus prácticas. Pues en lo que va de este año, 5 niños inmigrantes han perdido la vida en custodia de EE.UU.

LEE: Warren pide explicaciones al gobierno Trump sobre muertes de niños inmigrantes

La muerte más reciente ocurrió en la mañana del pasado lunes 20 de mayo, cuando el joven de 16 años Carlos Gregorio Hernández Vásquez, quien estuvo unos días detenido en la facilidad de McAllen, fue encontrado muerto en su celda en Weslaco, Texas. El menor fue diagnosticado con influenza tipo A un día anterior a su muerte, lo cual llevó a que los agentes de la Patrulla Fronteriza lo mantuvieran aislado de otros detenidos.

Según la ley de EE.UU., todos los menores sin tutor deben ser transferidos al Departamento de Salud y Servicios Humanos en 72 horas. Sin embargo Carlos, estuvo detenido desde el 13 de mayo en el centro de McAllen y transferido a la facilidad de Weslaco cuando el médico determinó que estaba enfermo, aunque no lo llevaron al hospital.  

Hasta el momento el CBP no ha especificado cuándo volverá a operar este centro de detención, ni cuál es el plan de acción para tratar con los niños migrantes no acompañados, para evitar que se sigan acumulando las muertes de menores arrestados por el gobierno de Estados Unidos.

LEE: Muere otro niño migrante tras cruzar la frontera; ya van 5 en 5 meses

Inmigración, CBP, Inmigración, Video