redadas

ICE detiene muchos trabajadores sin papeles, y pocos empleadores

Un análisis de datos gubernamentales revela las pocas veces que los empleadores son castigados por contratar indocumentados.

(POLÍTICA YA). – Mientras que en el último año el gobierno del presidente Donald Trump procesó a más de 112,000 inmigrantes por ingresar al país sin documentos,  solo 11 empleadores enfrentaron cargos criminales por contratar a trabajadores indocumentados.

LEE TAMBIÉN: ICE AUDITÓ 5,200 EMPRESAS Y DETUVO A MÁS DE 1,600 PERSONAS EN 2018

De los 11 empleadores acusados a la justicia durante un período de 12 meses, solo tres cumplieron condena, revela un análisis de datos gubernamentales obtenidos bajo la Ley de libertad de información por el Centro de Intercambio de Información de Registros Transaccionales, (TRAC) en la Universidad de Syracuse.

Según TRAC, durante el año que va de abril de 2018 a marzo de 2019, el gobierno solo procesó a 11 empleadores en siete casos, y ninguno fue procesado en febrero o marzo de 2019.

Ninguna empresa fue sometida a la justicia durante ese tiempo.

INDOCUMENTADOS PROCESADOS

redadas
Foto ICE

Durante el mismo período, 85,727 individuos fueron procesados por entrada ilegal, 34,617 por reingreso ilegal, y 4,733 procesados por traer ilegalmente o albergar inmigrantes.

“Dados los millones de inmigrantes indocumentados que ahora viven y trabajan en este país, las probabilidades de ser procesados penalmente por emplear trabajadores indocumentados parecen ser extremadamente remotas”, apuntó TRAC.

Desde que el Congreso promulgó sanciones penales para los empleadores por primera vez en 1986, pocos han sido procesados bajo estas disposiciones.

Los procesos judiciales rara vez han superado los 15 por año y nunca han sido más de a 20 personas al año, excepto durante breves períodos durante el año 2005 bajo el presidente George W. Bush y en el primer año de la administración de Barack Obama.

LEE TAMBIÉN: ICE DETIENE A 280 PERSONAS DURANTE REDADA EN TEXAS

AVANZADA

En sus más de dos años de gobierno, la Casa Blanca de Trump ha incrementado las redadas en lugares de trabajo, así como las auditorías de nómina de las empresas.

En abril, los agentes reunieron a unas 280 personas en una empresa de tecnología del área de Dallas, Texas, en una de las mayores redadas de este tipo en una década.

Según ICE, la compañía CVE Technology Group en la ciudad de Allen, que reacondiciona y repara teléfonos celulares y otros productos electrónicos de consumo, estaba ilegalmente empleando a personas sin documentos.

La mayoría de los 280 inmigrantes fueron liberados pero ahora enfrentan procesos de deportación.

En junio pasado, decenas de trabajadores fueron arrestados en un centro de jardinería en Ohio. También se han producido redadas de inmigración en Minnesota, Nebraska y Tennessee.

En febrero de este año, activistas y trabajadores de una supermercado asiático en el sur de California reportaron que agentes de ICE arrestaron a alrededor del 80% de la fuerza laboral del establecimiento.

Cerca de 100 trabajadores fueron detenidos en Southeastern Provision, una planta de procesamiento de carne en Bean Station, Tennessee, en abril del año pasado.

El propietario, James Brantley, se declaró culpable el año pasado de los cargos federales de fraude fiscal, fraude electrónico y de traer y albergar a extranjeros, y fue programado para ser sentenciado en julio, indicó el diario The New York Times.