Inmigrantes tendrán que entregar sus datos de las redes sociales

Inmigrantes tendrán que entregar sus datos de las redes sociales

Una nueva norma del Departamento de Estado entró en efecto el viernes de la semana pasada.

(POLÍTICA YA). – Casi todas las personas que apliquen por una visa para entrar a Estados Unidos tendrán que entregar a las autoridades de inmigración todos los detalles de sus cuentas en las redes sociales, como Facebook e Instagram, debido a nuevas normas adoptadas por el gobierno del presidente Donald Trump.

LEE TAMBIÉN: GOBIERNO DE TRUMP RECAUDARÁ DATOS DE INMIGRANTES EN REDES SOCIALES

Departamento de Estado/MGN

Se espera que el cambio afecte a cerca de 15 millones de extranjeros que solicitan visas para ingresar a EE.UU. cada año.

Según la nueva política del Departamento de Estado que entró en vigencia el viernes, ahora se requerirá que casi todos los solicitantes de visa a EE.UU. presenten sus nombres de usuario de las redes sociales, las direcciones de correo electrónico y los números de teléfono que hayan utilizado en los últimos cinco años.

La medida, que fue propuesta en marzo de 2018, entró en vigencia después de la aprobación de los revisados formularios de solicitud de visas.

El Departamento de Estado dijo que ha actualizado sus formularios de visa de inmigrante y no inmigrante para solicitar la información adicional, incluidos los “identificadores de redes sociales”, de casi todos los solicitantes.

LEE TAMBIÉN: ICE USA FACEBOOK PARA LOCALIZAR INMIGRANTES

ESTÁNDARES Y PROCEDIMIENTOS

Un funcionario del Departamento de Estado dijo a la cadena de noticias CNN que la nueva política surgió de un memorándum emitido por el presidente Trump en 2017, que exigía el desarrollo de una “base de referencia uniforme para los estándares y procedimientos de detección y verificación”.

“Ya solicitamos cierta información de contacto, historial de viaje, información de miembros de la familia y direcciones anteriores de todos los solicitantes de visa”, dijo el departamento en una declaración, según el diario The New York Times.

“Estamos trabajando constantemente para encontrar mecanismos que mejoren nuestros procesos de detección para proteger a los ciudadanos de los EE. UU., Al mismo tiempo que apoyamos los viajes legítimos a los Estados Unidos”.

Pero defensores de los derechos de los inmigrantes consideraron que la medida viola la privacidad de las personas.

Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión e Libertades Civiles (ACLU), declaró que la nueva política era una “propuesta peligrosa y problemática”.

“No hace nada para proteger las preocupaciones de seguridad, pero plantea problemas de privacidad importantes y problemas de la Primera Enmienda para ciudadanos e inmigrantes”, dijo Shamsi al Times.

“Las investigaciones muestran que este tipo de monitoreo tiene efectos escalofriantes, lo que significa que es menos probable que las personas hablen libremente y se conecten entre sí en comunidades en línea que ahora son esenciales para la vida moderna”, añadió la activista.

 

 

Inmigración, Departamento de Estado, Facebook, Redes Sociales