CBP aumenta búsquedas de inmigrantes en autobuses lejos de la frontera

CBP aumenta búsquedas de inmigrantes en autobuses lejos de la frontera

Una ciudadana estadounidense declaró que en abril del año pasado en Pennsylvania, agentes de la Patrulla Fronteriza se subieron al autobús Greyhound en el que ella se encontraba viajando y le preguntaron directamente si era ciudadana.

LEE: Gobierno: arrestos de migrantes en la frontera suben a cifras récord

Mercedes Phelan, quien es puertoriqueña afroamericana y ciudadana de EE.UU.,  aseguró que el incidente se repitió 10 meses después, en un tren de Amtrak en Syracuse, N.Y. “Estaba súper enojada porque obviamente estaban haciendo perfil racial. Literalmente se saltaron a todas las personas blancas”, dijo Phelan.

La mujer agregó que los agentes sólo se detenían a cuestionar a personas de color, pidiéndoles sus papeles de ciudadanía.

Desde que comenzó la presidencia de Trump, pasajeros de autobuses y trenes han reportado que han sido detenidos, cuestionados y arrestados con mayor frecuencia. Esto debido a que en el primer año de su administración, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la agencia a cargo de la Patrulla Fronteriza, revirtió una decisión de la administración de Obama, que restringía la aprobación para esas operaciones de búsqueda.

Por otro lado unos correos electrónicos obtenidos en noviembre de 2017, muestran cómo un oficial de la Patrulla Fronteriza en Maine le dice a sus agentes que estén listos para abordar autobuses y les desea una “¡Feliz cacería!”.

Muchos defensores de los derechos humanos aseguran que estas búsquedas son anticonstitucionales. Bajo la Cuarta Enmienda de la Constitución de EE.UU., se establece que los pasajeros no pueden ser detenidos y cuestionados por la Patrulla Fronteriza sin sospecha razonable de que son sujetos a deportación. Esta sospecha no puede estar basada en el color de piel o la habilidad para hablar inglés del individuo.

LEE: Gobierno cancela clases de inglés, y fútbol, para niños migrantes

Chris Rickerd, asesor principal de políticas para la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo que esta acción expone a los pasajeros, especialmente a las personas de color, a una aplicación discriminatoria de la ley cuando los agentes abordan los autobuses privados.

Este tipo de búsquedas pueden suceder hasta tres veces al día en estaciones de autobuses al norte de Estados Unidos, incluso en rutas que no están relacionadas con la frontera. Esto ha causado retrasos y conexiones perdidas; así como la detención de inmigrantes aprehendidos únicamente mediante el uso de perfiles raciales, una violación a la Cuarta Enmienda y la política del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Bajo la ley de inmigración, los agentes tienen la autoridad de registrar vehículos sin una orden de cateo, si estos se encuentran a una distancia razonable -aproximadamente 100 millas- de cualquier frontera de EE.UU. con otro país. Esa zona abarca áreas donde habita más de la mitad de la población de Estados Unidos.

El CBP aseguró que su práctica es legal y negó todas las acusaciones de hacer perfiles raciales. Sin embargo desde que la administración de Trump quitó los requerimientos para realizar este tipo de operaciones, agentes describieron el movimiento como una “excelente oportunidad” para detener más inmigrantes.

LEE: Niños migrantes pasaron hasta 39 horas encerrados en camionetas

En diciembre Greyhound comenzó a poner letreros en sus estaciones de autobús alrededor del país, en inglés y en español, bajo el título Problemas de Inmigración que Afectan a Nuestros Pasajeros”, luego de que una corte estatal determinó que la empresa violó derechos civiles y leyes de protección al consumidor, al dejar que agentes de la Patrulla Fronteriza abordaran sus autobuses.

Además de explicar las búsquedas, los letreros de Greyhound incluyen información de grupos de ayuda legal de inmigración e instrucciones sobre cómo presentar quejas ante el DHS,  así como una declaración señalando que oficiales federales pueden abordar los autobuses sin orden de cateo. Además motivan a las personas a llamar a sus representantes en el Congreso, para pedir cambios a esta ley.

Noticias, CBP, Patrulla Fronteriza