Testigo principal contra Nixon traza paralelos entre Watergate y Trump

Testigo principal contra Nixon traza paralelos entre Watergate y Trump

John Dean fue la figura central que condujo a la impugnación de Richard Nixon en 1974.

(POLÍTICA YA). – John Dean, quien fue asesor legal de la Casa Blanca a principios de los años 70, y testigo principal de Watergate, estableció este lunes una convincente serie de paralelos entre aquel escándalo y el caso de la posible obstrucción de la justicia de parte del presidente Donald Trump.

LEE TAMBIÉN: ¿EN QUÉ SE PARECE EL RUSSIAGATE DE TRUMP AL WATERGATE DE NIXON?

Ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Dean dijo que el informe Mueller debería ser el equivalente de la “hoja de ruta” de Watergate para que el Congreso impugne a Trump por obstrucción de la justicia.

La “hoja de ruta” de Watergate fue el informe que el Fiscal Especial de Watergate, Leon Jaworski, envió al Congreso en 1974 y que informó su proceso de juicio político, que ya estaba en marcha.

PERSPECTIVA HISTÓRICA

SAUL LOEB/AFP/Getty Images

La última vez que Dean habló ante un Comité Judicial de la Cámara baja fue el 11 de julio de 1974, durante el proceso de impugnación del entonces presidente Richard Nixon, quien renunció en agosto de ese mismo año.

“Espero poder dar una pequeña perspectiva histórica sobre el informe Mueller. En muchos sentidos, es para Donald Trump lo que la “hoja de ruta de Watergate” fue para Nixon”, expresó el abogado.

Dean se refirió a la evidencia que el Congreso usó para respaldar su juicio político para destituir a Nixon, y fue lo que condujo en última instancia a la caída del presidente.

“Dicho de otra manera, Robert Mueller ha proporcionado a este comité una hoja de ruta” para impugnar a Trump, agregó Dean.

LEE TAMBIÉN: “WATERGATE NO ES NADA EN COMPARACIÓN CON RUSSIAGATE”, DICE CLAPPER

PARALELISMOS

En el testimonio escrito que presentó previo a la audiencia del lunes, el exfuncionario resalta que entre los paralelos entre Watergate y el caso de Trump, figura que así como él el principal testigo contra Nixon, el ex asesor legal de la Casa Blanca, Donald McGahn, se ha convertido en el testigo más importante en la investigación de Mueller.

Dick Darrell/Toronto Star via Getty Images

“McGahn es el único testigo que el Fiscal Especial califica expresamente como confiable, y califica a McGahn de ‘testigo creíble sin ningún motivo para mentir o exagerar dada la posición que ocupó en la Casa Blanca’ “, señaló Dean.

Además, destacó que el informe Mueller fue impulsado por ataques rusos contra el Comité Nacional Demócrata (DNC) y la campaña de Hillary Clinton.

Watergate comenzó con un robo fallido del DNC, señaló Dean quien recordó además que los ladrones también tenían planes similares para la campaña del oponente demócrata de Nixon en 1972, George McGovern.

Dean notó que el informe de Mueller no encontró que Trump participó en ese crimen subyacente, al igual que no hubo evidencia de “que Nixon estuvera involucrado o tuvo conocimiento anticipado del robo y abuso de Watergate”.

El abogado comparó el que Nixon dijera a su Jefe de Gabinete, H.R. Haldeman, que consiguiera que el FBI y la CIA pusieran fin a sus investigaciones por razones de seguridad nacional con que Trump intentara que el entonces director del FBI, James. Comey, se lo tomara con calma.

 

Nacional, Donald Trump, John Dean, Russiagate, Watergate