Nuevo México demanda al gobierno por liberación expedita de migrantes

Nuevo México demanda al gobierno por liberación expedita de migrantes

El estado pide que la administración de Trump detenga la liberación de migrantes indiscriminada.

(POLÍTICA YA). – El estado de Nuevo México y su principal ciudad, Alburquerque, demandaron al gobierno del presidente Donald Trump por su política de liberar a inmigrantes indocumentados en comunidades locales.

LEE TAMBIÉN: MIGRANTES “NO SERÁN ENVIADOS A SANTUARIOS NI A LA FLORIDA”, DICE GOBIERNO

PAUL RATJE/AFP/Getty Images

La demanda sin precedentes busca detener lo que llama la práctica de liberar indiscriminadamente a los migrantes centroamericanos en las comunidades del área fronteriza del estado por parte del gobierno de Trump.

Presentada ante un tribunal federal de distrito en Albuquerque, la demanda pide el restablecimiento de la asistencia federal para los solicitantes de asilo.

También busca el reembolso de los costos humanitarios en los que incurre el estado para albergar a los migrantes temporalmente como resultado de lo que denomina la “derogación del deber del gobierno federal para administrar el sistema de inmigración de este país y las solicitudes de asilo”.

Michelle Lujan-Grisham, gobernadora de Nuevo México, dijo que la práctica de la administración viola la propia política del gobierno federal de “liberación segura”.

ASISTENCIA ABANDONADA

Bajo la política de “liberación segura”, los solicitantes de asilo recibían asistencia para llegar a sus destinos finales mientras esperaban que sus reclamos fueran procesados.

Pero el programa fue cancelado en octubre de 2018 ante una oleada de migrantes centroamericanos que llegaron a la frontera sur para pedir asilo en Estados Unidos.

Por lo general, ahora los solicitantes de asilo son liberados casi de inmediato, y muchas ciudades fronterizas como Las Cruces, Albuquerque y Deming, han sufrido parte del impacto.

Desde abril de este año, alrededor de 9,000 solicitantes de asilo fueron liberados en Las Cruces, una ciudad de unos 100,000 habitantes, según la demanda.

La denuncia afirma que Deming, que cuenta con alrededor de 14,000 habitantes, ha recibido a unos 4,700 migrantes.

Albuquerque, a 250 millas al norte de los puertos de entrada con México en El Paso, Texas, recibe entre 150 y 250 solicitantes de asilo a la semana. La ciudad ha destinado $250,000 para labores humanitarias.

LEE TAMBIÉN: ALCALDE DE ARIZONA DECLARA EMERGENCIA POR SOBREPOBLACIÓN DE MIGRANTES

SIN PREVIO AVISO

La demanda, dirigida en contra del secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan y otros altos funcionarios migratorios, alega que el “repentino e ilegal abandono de esta política se realizó sin previo aviso ni oportunidad de aportación por parte de las jurisdicciones afectadas”.

Lujan-Grisham afirmó en un comunicado que Trump “sólo está interesado en satanizar a las personas vulnerables que llegan a nuestra frontera, avivando temores infundados sobre seguridad nacional sin tomar medidas para proteger de manera sustancial y proactiva a los inmigrantes y a nuestras comunidades en la frontera sur del tráfico de personas y drogas”.

“En 2019, decenas de miles de solicitantes de asilo y sus familiares a los que se les habría brindado asistencia formal con necesidades básicas y proporcionado los medios para viajar a su destino final en el país, han sido abandonados para arreglárselas por sí mismos en localidades de Nuevo México cercanas a la frontera”, asegura la demanda. “Los gobiernos locales y la autoridad estatal se han visto obligados a intervenir”, agregó la gobernadora.

 

 

Inmigración, Liberación segura, Nuevo México, Video