Gobierno amenaza con despedir empleados en pugna con Congreso

Gobierno amenaza con despedir empleados en pugna con Congreso

La Casa Blanca quiere eliminar la agencia que administra a los empleados federales.

(POLÍTICA YA). – El gobierno del presidente Donald Trump planea suspender, y posiblemente despedir, a decenas de empleados de la Oficina de Administración de Personal federal (OPM).

LEE TAMBIÉN: PUGNA ENTRE TRUMP Y DEMÓCRATAS DEL CONGRESO YA ES UNA GUERRA ABIERTA

Documentos obtenidos por el diario The Washington Post, revelan que la administración de Trump piensa enviar a sus casas a 150 empleados de la agencia del personal federal, sin derecho a recibir pago, a partir del 1ro. de octubre.

Los empleados pudieron ser despedidos formalmente después de 30 días, confirmaron los funcionarios de la administración al Post.

La medida sería tomada en respuesta a la negativa del Congreso de permitir los planes del gobierno que busca eliminar el departamento de 5,565 empleados.

La advertencia de recortes de personal sería la medida hasta ahora más drástica del gobierno en el conflicto entre funcionarios de Trump y el Congreso sobre el destino de la agencia que administra la fuerza laboral civil compuesta por más de  2.1 millones de personas.

LEE TAMBIÉN: DEMÓCRATAS DESAFÍAN A TRUMP Y LANZAN UN PAQUETE DE INVESTIGACIONES

FUERZA LABORAL

Los demócratas del Congreso han denunciado que el esfuerzo de la administración por cerrar a la agencia constituye un plan tras bastidores para debilitar a la fuerza laboral federal.

Funcionarios de la administración Trump dicen que la OPM es una agencia quebrada con debilidades de seguridad que llevaron a una violación masiva de datos, políticas de contratación ineficientes, y un sistema atrasado de procesamiento de documentos para los empleados que se retiran.

La Casa Blanca envió al Congreso la propuesta a principios de mayo pasado que separaría a la OPM y sus 5,565 empleados federales y la dividiría entre otros tres departamentos.

La propuesta figura en una legislación que transferiría la mayoría de las funciones de la agencia a la Administración de Servicios Generales (GSA), el brazo de bienes raíces y adquisiciones del gobierno.

Ningún empleado sería despedido, asegura el gobierno de Trump, que calcula que la reducción a cero de la agencia ahorraría $23 millones al año mediante la consolidación de contratos y servicios.

De acuerdo con el plan, el liderazgo de OPM cambiaría de un director de agencia a un diputado confirmado por el Senado en la GSA y una posición dentro de la oficina de presupuesto de la Casa Blanca responsable de la política de fuerza laboral federal que el presidente nombraría directamente y que no necesitaría ser confirmado en la Cámara alta.

Los críticos dicen que la propuesta es una estratagema para politizar el servicio civil mediante la instalación de designados políticos cerca de la Casa Blanca.

 

Nacional, Congreso, Donald Trump, Oficina de Administración de Personal