Peligro de una nueva recesión desata el último desenfreno de Trump

Peligro de una nueva recesión desata el último desenfreno de Trump

En menos de 24 horas, el presidente se llamó “rey de Israel” y “el elegido”, y se pelió con Dinamarca porque no le vende Groenlandia.

(POLÍTICA YA). – En menos de 24 horas, el presidente Donald Trump se ha llamado “el rey de Israel” y “el elegido”, y admitido que trató de otorgarse a sí mismo una Medalla de Honor.

LEE TAMBIÉN: TRUMP INSISTE EN QUE VA A QUITAR LA CIUDADANÍA POR NACIMIENTO

JIM WATSON/AFP/Getty Images

El mandatario parece estar desenfrenado y los analistas políticos aseguran que la conducta extremadamente errática se debe en gran parte a la serie de señales de advertencia de que la economía de Estados Unidos podría entrar en recesión en un futuro cercano.

En la bolsa de valores de Wall Street, las acciones del índice Dow Jones se condujo de una forma inestable este jueves, después de que, una vez más, el mercado de bonos lanzó señales de advertencia de que podría venir una recesión.

Los rendimientos del Tesoro a 2 y 10 años se invirtieron de nuevo este jueves, lo que significa que el bono de fecha más corta rindió más que el bono de fecha más larga.

Fue la segunda vez que sucedió este mes, y una curva de rendimiento invertida ha precedido a cada recesión en la era moderna.

REY Y ELEGIDO

Pero Trump, mientras reniega que viene una recesión, se dedicó a sus típicas diatribas y frecuentes berrinches.

Solo el miércoles, Trump hizo una rabieta con Dinamarca solo porque no le vendería la isla de Groenlandia, redobló sobre un tropo antisemita, se regocijó con el elogio de un teórico de la conspiración de derecha, alabó a Rusia por invadir Crimea, bromeó que le gusta otorgarse una Medalla de Honor, respaldó su comparación con un rey y se deificó como “elegido”.

LEE TAMBIÉN: “YO NO VEO UNA RECESIÓN”, ASEGURA DONALD TRUMP

El desenfreno mostrado por Trump provocó que en las redes sociales se lanzara una campaña con el hashtag sobre la 25 enmienda de la Constitución, que dice que si el presidente no puede hacer su trabajo, el vicepresidente se convierte en el presidente.

“Ese fue un gran día, Medalla de Honor. Nada como la Medalla de Honor”, dijo Trump durante un discurso ante la 75ª convención nacional anual de veteranos estadounidenses.

“Quería uno, pero me dijeron que no califico, Woody. Le dije: ‘¿Me lo puedo dar de todos modos?’ Dijeron: ‘No creo que sea una buena idea’”, añadió.

Esa declaración fue después de que este miércoles y mirando hacia el cielo, el mandatario asegurara que él es “el elegido”, en relación con el conflicto comercial de su administración con China.

El mismo miércoles, Trump Tuiteó una cita aduladora de un locutor de radio conservador no judío que describió a Trump como el “Rey de Israel” y que dijo, sin pruebas, que los judíos israelíes “lo aman como si fuera la segunda venida de Dios”.

Nacional, Donald Trump, Groenlandia, Israel, Medalla de Honor, Recesión