Gobierno planea negar permisos de trabajo a inmigrantes que piden asilo

Gobierno planea negar permisos de trabajo a inmigrantes que piden asilo

Esta nueva norma es el último esfuerzo de la administración de Trump para disuadir a migrantes de buscar refugio en EE.UU.

(POLÍTICA YA). – El gobierno del presidente Donald Trump planea instaurar una nueva norma para impedir que solicitantes de asilo en Estados Unidos obtengan permisos de trabajo mientras sus casos son procesados.

LEE TAMBIÉN: USCIS AUMENTARÁ SUS TARIFAS PARA TODOS SUS TRÁMITES MIGRATORIOS

La agencia de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció este miércoles que su nueva propuesta negaría los permisos de trabajo a los solicitantes de asilo que cruzan la frontera sin autorización.

También se les negaría la autorización para trabajar en EE.UU., a los inmigrantes que sean condenados por cualquier delito grave o arrestados por ciertos delitos mientras esperan la decisión sobre sus solicitudes de asilo.

El plan además retrasaría significativamente cuando aquellos calificados para solicitar un permiso puedan hacerlo.

La medida no afectaría a los inmigrantes a quienes se les ha concedido el asilo en EE.UU.

FACTORES DE ATRACCIÓN

Ken Cuccinelli, director interino de USCIS, dijo que el objetivo de la nueva medida es “abordar los factores de atracción que alientan a los extranjeros a ingresar ilegalmente a Estados Unidos y abusar de nuestra infraestructura de asilo. Estas reformas propuestas están diseñadas para recobrar la integridad del sistema de asilo y disminuir los incentivos de presentar una solicitud de asilo con el propósito principal de obtener una autorización de empleo”.

LEE TAMBIÉN: LO QUE SIGNIFICA PARA TU BOLSILLO EL ALZA DE LAS TARIFAS DE USCIS

Según Cuccinelli, “los extranjeros ilegales manipulan nuestro sistema de asilo para una oportunidad económica”.

Eso “debilita la integridad de nuestro sistema de inmigración y demora la ayuda para los solicitantes legítimos de asilo que tienen necesidad de obtener protección humanitaria”, aseguró el jefe en funciones de USCIS.

La propuesta es el último esfuerzo del gobierno de Trump para disuadir a migrantes a venir a la frontera de EE.UU. con México para solicitar asilo.

El anuncio de la nueva norma se produce pocos días después de que USCIS propusiera también que los solicitantes de asilo paguen una tarifa para solicitar y obtener un permiso de trabajo, entre otros aumentos en los cargos por solicitudes de inmigración.

PROPUESTA DE USCIS

USCIS propone:

1. Prevenir que “los extranjeros que entraron a Estados Unidos ilegalmente obtengan una autorización de empleo basada en una solicitud de asilo que está pendiente, con limitadas excepciones; y

2. Cancelar automáticamente las autorizaciones de empleo cuando la denegación de asilo de un solicitante sea final administrativamente.

Además, USCIS plantea:

1. Clarificar que si el solicitante de asilo no se presenta a una cita requerida, esto puede dar lugar a la desestimación de su solicitud de asilo y/o denegación de su solicitud de autorización de empleo;

2. Evitar que los extranjeros que no presenten su solicitud de asilo dentro de un año de su última entrada, según lo requiere la ley, obtengan una autorización de empleo; y

3. Hacer inelegible para obtener autorización de empleo a todo extranjero que haya sido convicto en Estados Unidos de cualquier delito federal o estatal, o convicto de ciertos delitos a la seguridad pública que involucren abuso de menores, violencia doméstica, o conducir bajo la influencia de drogas o alcohol.

 

 

 

Inmigración, Asilo, Ciudadanía, Permisos de Trabajo, Política Migratoria, USCIS