Los ganadores y perdedores del debate entre Biden y Sanders

Los ganadores y perdedores del debate entre Biden y Sanders

Este domingo fue el primer debate cara a cara, entre el exvicepresidente Joe Biden y el senador por Vermont Bernie Sanders

(POLÍTICA YA).- En medio de una clausura gradual de la sociedad estadounidense debido a la propagación del coronavirus, los dos principales aspirantes demócratas a la presidencia debatieron el domingo por la noche: el primer debate cara a cara, entre el exvicepresidente Joe Biden y el senador por Vermont Bernie Sanders.

GANADORES

Elizabeth Warren / Kamala Harris / Stacey Abrams / Amy Klobuchar

Biden se comprometió el domingo por la noche a elegir a una mujer como su vicepresidenta. Es algo MUY importante, ya que será, suponiendo que Biden sea el candidato, la tercera vez en la historia del Partido Demócrata que una mujer estará en la boleta nacional. (¿Los otros dos? 1984 y 2016). Es MUY importante. Y si eres Warren, Harris, Abrams o Klobuchar, acabas de pasar un domingo sorprendentemente bueno, políticamente hablando.

Donald Trump

El manejo del coronavirus por parte del presidente, el ÚNICO problema que importa en este momento, ha sido inestable por decir lo menos. Ha hecho una serie de declaraciones inexactas sobre la amenaza que representa el virus. Él continúa sugiriendo que todo está perfectamente bajo control. Se niega a asumir ninguna responsabilidad por cualquiera de los errores que su administración ha cometido hasta la fecha.

En resumen, pensarías que habría sido un ambiente rico en objetivos tanto para Sanders como para Biden, ¿verdad? Después de todo, los primeros 30 minutos (al menos) del debate se dedicaron al coronavirus y cómo cada hombre lo solucionaría si fuera presidente. Y, sin embargo, con la excepción de una mención ocasional aquí y allá, Trump apenas fue mencionado.

Foto: Newsource/CNN

Gran parte del resto del debate transcurrió con ataques de Sanders al historial de votación de Biden durante más de tres décadas en el Senado –en todo, desde la ley de bancarrota hasta los recortes del Seguro Social y la Ley de Defensa del Matrimonio–, lo que no es probable que cambie la trayectoria de la carrera demócrata (parece probable que Biden gane abrumadoramente en los estados que votarán el martes) pero proporciona líneas de ataque fabulosas para Trump una vez que Biden sea el candidato.

Sin audiencia en vivo

La razón por la que no hubo audiencia en vivo en este debate fue por las preocupaciones sobre las multitudes y el coronavirus. Si bien desearía que una pandemia global no fuera el motivador, este debate fue MUCHO mejor que los recientes en los que los vítores, abucheos y “gritos” de la audiencia fueron una distracción y una influencia errónea para la audiencia televisiva. Necesitamos aceptar que este es un evento de televisión. La gran mayoría de las personas que observan lo hacen desde lejos. ¿Por qué dejar que cientos de personas que las campañas (y el Comité Nacional Demócrata) invitan influyan en una audiencia más amplia?

Foto: Gabriella Demczuk para CNN

Saludo con el codo

Claro, se vio un poco extraño cuando Sanders se acercó a Biden y chocaron los codos en lugar de darse un apretón de manos. También fue a) lo correcto en medio del brote de coronavirus y b) un poderoso símbolo para el público en general acerca de cómo todos debemos ajustar nuestro comportamiento en consecuencia.

Además, nos dio estas citas increíbles que NUNCA podrías haber previsto en un debate presidencial en 2020.

1) “Estoy usando mucho jabón”. – Bernie Sanders

2) “Me lavo las manos dios sabe cuántas veces con agua caliente y jabón”. – Joe Biden

“El You Tube”

Con gran parte del país comprometido a quedarse en casa para protegernos (y a la sociedad en general) del coronavirus, un sitio web para compartir videos probablemente no necesite ayuda. Pero de todos modos obtuvo algo de ella cuando Sanders instó a la gente a acudir a “el You Tube”.

Foto: Newsource/CNN

PERDEDORES

Bernie Sanders / Joe Biden

Ambos aspirantes tuvieron buenos momentos. Ambos tuvieron malos momentos. Pero en general, pasaron dos horas atacando los registros de votación del otro, a menudo enfocándose en el tipo de minucias legislativas (¡Enmienda Hyde!) Que el votante promedio simplemente ignora. Y en el proceso, entregando a la campaña de Trump una gran cantidad de clips para ser utilizados en las elecciones generales. Ambos hombres parecían pequeños más de lo que parecían grandes. Y con el país enfrentando una amenaza como nunca antes se había visto, eso se sintió como una gran oportunidad perdida.

Hablemos primero de Sanders. La expectativa antes del debate — a juzgar por el tono del anuncio de Sanders la semana pasada de que planeaba permanecer en la carrera– era que el senador por Vermont usaría el formato cara a cara con Biden para tratar de forzar el exvicepresidente a acceder a algunas de sus propuestas políticas, pero que en lo general evitaría dar grandes golpes al hombre que, según las matemáticas de delegados, es el casi seguro candidato demócrata. Sanders no dio en el blanco cuando trató de convertir la conversación sobre el coronavirus en una recitación de su programa Medicare para Todos. Su falta de voluntad para rechazar sus elogios a Cuba bajo Fidel Castro fue un gran error. Dicho esto, si usted es un partidario de Bernie, probablemente le encantó que llevara a Biden a hablar sobre Seguridad Social, la guerra en Iraq, la Ley de Defensa del Matrimonio y algunas otras leyes importantes donde los dos aspirantes estaban en bandos opuestos.

Ahora, Biden. Claramente se benefició de un formato cara a cara, que tiene más sentido y se mantiene más relevante para la totalidad del debate. Fue MUY inteligente al anunciar que elegiría una mujer vicepresidenta. Su enfoque en la necesidad de un liderazgo confiable durante la crisis del coronavirus hizo que Sanders pareciera pequeño. Pero sus errores verbales característicos (aparentemente mezcló el coronavirus, el SARS y el H1N1 en varias ocasiones) estaban allí, y la campaña de Trump lo captó de inmediato. La respuesta de Biden sobre si puso los recortes del Seguro Social en el tablero no fue clara ni buena. Dio a la campaña de Trump oportunidades claras para el ataque con su apoyo a la no deportación en los primeros 100 días y su respaldo a terminar con el fracking.

Foto: Newsource/CNN

Ninguno de los dos salió de ese debate luciendo genial. Y ninguno de sus partidarios se acercó ni una pulgada al otro. Biden resumió muy bien las cosas cuando se le preguntó qué haría, si él era el candidato, para traer a Sanders al redil: “Me lo está poniendo difícil en este momento”.

Políticos demócratas ambiciosos

Lo siento, Pete Buttigieg, Cory Booker y Andrew Yang. Lo mejor que van a conseguir es ser parte del gabinete de Biden (si eso sucede). Además, gracias a Yang por el tuit de la noche luego de la promesa de Biden de elegir una mujer vicepresidenta: “Wow Joe acaba de comprometerse con una mujer como vicepresidenta. Me gusta. Aunque no me lo mencionó cuando hablamos”.

**Con información de CNN en Español

Elecciones, Noticias, Debate Presidencial, debate presidencial demócrata, Elecciones 2020, Anonymous Post

¿Qué Piensas?